Ingresa en un centro de menores el acusado del parricidio de Montilla (Córdoba)

La Guardia Civil detenía la noche del jueves al menor en relación al presunto asesinato de su madre, de 47 años

Un coche de la Guardia Civil custodia la entrada de la vivienda en las afueras del municipio cordobés de Montilla.
Un coche de la Guardia Civil custodia la entrada de la vivienda en las afueras del municipio cordobés de Montilla.

El joven de 17 años acusado de asesinar a su madre, de 47 años, en Montilla (Córdoba) el pasado jueves, ha ingresado en un centro de menores tras haber estado a disposición de la Fiscalía de Menores. Su hermano, de 21 años, ya ha sido localizado pero no detenido.

El joven de 17 años acusado de asesinar a su madre, de 47 años, en Montilla (Córdoba) el pasado jueves, ha ingresado en un centro de menores tras haber estado a disposición de la Fiscalía de Menores, mientras que su hermano, de 21 años, ya ha sido localizado pero no detenido, por su relación con los hechos.

Fuentes cercanas al caso han informado a Efe de que el joven ha pasado hoy a disposición de la Fiscalía de Menores, y después se ha decretado su ingreso en un centro, mientras que su hermano ha sido finalmente localizado hoy, aunque no ha sido arrestado, ya que tampoco pesaba sobre él una orden de detención, sino de localización de paradero.

La Guardia Civil detenía la noche del jueves al menor en relación al presunto asesinato de su madre, de 47 años, y establecía un dispositivo de búsqueda para otro de los hijos de la fallecida, de 21 años, también en relación con estos hechos.

El cuerpo de la víctima había sido hallado con signos de violencia provocada “por arma blanca” en una vivienda ubicada en una zona rural, en las afueras del municipio, en la carretera que une las localidades de Montilla y Nueva Carteya.

El detenido, uno de los hijos de la fallecida, fue llevado por la noche a las dependencias de la Guardia Civil en Montilla, mientras que el hermano, que hasta hoy no había aparecido, había motivado la puesta en marcha de un dispositivo de localización.

De la víctima, el alcalde de Montilla, Rafael Llano, explicaba que recibía ayuda asistencial de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, al tener una “familia desestructurada” y para mediar en los conflictos familiares que habitualmente sufría.

El presunto asesino había vertido diversos mensajes con “tono amenazante” en las redes sociales días antes del suceso, que están siendo investigados por la Guardia Civil.

Sin identificar al destinatario de los mensajes, el detenido escribió en su perfil de una red social mensajes tales como “morirás como viviste...”, “tus días están contados...” o “Si alguien muere no es mi culpa...”.

El entierro de la fallecida ha tenido lugar hoy en Montilla, tras oficiarse una misa en su memoria en la Parroquia San Sebastián de la localidad, cuyo ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial y ha cancelado todas las actividades previstas ante la consternación de sus vecinos.