"Jamás he hecho daño a mis hijos ni hubiera consentido que se lo hicieran"

La madre acusada de malos tratos y asesinato de su bebé de 18 años, ha negado los hechos al igual que su pareja, también procesado, pero eluden inculparse mutuamente

La pareja acusada de la muerte del bebé de ella, de 18 meses, en el juicio /Foto: Manuel Olmedo
La pareja acusada de la muerte del bebé de ella, de 18 meses, en el juicio /Foto: Manuel Olmedo

La madre acusada de malos tratos y asesinato de su bebé de 18 años, ha negado los hechos al igual que su pareja, también procesado, pero eluden inculparse mutuamente

"Jamás", "nunca", "yo no lo he visto". Así ha respondido una y otra vez la pareja acusada de maltrato y el asesinato del bebé de 18 meses de ella, en abril de 2016, a las preguntas de las distintas partes sobre si alguna vez golpearon al pequeño y a su hermano de tres años, les apagaron cigarrillos en el cuerpo, les zarandearon o les vieron hematomas. Ambos se han contradecido al señalar que fue el otro quien esa tarde acostó al bebé, al que llevaron al hospital pasada la una de la mañana cuando, según su relato, la madre al ir a despertarlo tras llevar horas durmiendo para darle el biberón y cambiarle el pañal se dio cuenta de que no reaccionaban y lo llevaron al hospital, donde certificaron que había fallecido. Y también en la conversación que mantuvieron tras volver del hospital con la noticia sobre quien dijo a quien que si les preguntaban habían estado juntos al acostar al niño y al ir a despertarlo.

La Fiscalía pide para ambos 28 años y siete meses de prisión mientras que la acusación particular que ejerce el padre del bebé fallecido, al que la madre denunción por violencia de género, solicita la prisión permanente revisable. Las defensas mantienen la versión del golpe accidental que provocó horas después la muerte del bebé -ese día se cayó del sofá estando la madre en la casa y su pareja trabajando-. Y uno y otro han negado haber hecho nada al niño. A la pregunta de cómo murió entonces y quien le provocó los golpes y hematomas que revelaron la autopsia, han rehusado inculpalrse mutuamente -como da a entender una conversación grabada en el furgón policial cuando fueron detenidos que obra en la causa-. "Delante mía no", ha asegurado él al ser preguntado si la madre trataba con violencia a los niños. "Yo no lo he visto ni lo hubiese consentido, delante mía no les ha hecho nada", ha respondido ella al ser interrogada si alguna vez su entonces pareja golpeó a los niños.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular y la que ejerce la Junta, personada en representación de los menores -el hermano del bebé fallecido, de padres distintos, está en acogida- han sacado en la sesión "contradicciones"en las declaraciones del acusado respecto a la realizada en la instrucción, si bien éste ha asegurado que es "ahora"en el juicio con jurado donde dice la verdad.

También ha rechazado las declaraciones de sus propios hijos que constan en la causa en las que afirman que ambos pegaban a los hijos de ella y castigaban al mayor encerrándole a oscuras. "Desde luego mis hijos mienten, yo no sé si por celos, y ellos lo saben, que es mentira".