José Manuel Lara: «Dicen que soy algo sevillano. Es que soy sevillano»

José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta, recibe el II Premio Manuel Clavero otorgado por su trayectoria empresarial

El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, ha recibido el II Premio Manuel Clavero, que otorga Diario de Sevilla. El galardón pone en valor su labor empresarial y su vocación de mecenazgo en Sevilla, con proyectos como la Fundación José Manuel Lara, el patrocinio de varias bibliotecas en la provincia o la creación de becas destinadas a jóvenes de la Sierra Norte sin recursos económicos.

Durante su intervención, Lara destacó los especiales vínculos que le unen con la comunidad andaluza y, en especial, con la capital hispalense y El Pedroso. Una relación que se remonta a cuando volvía cada verano desde la gris Barcelona de los años cincuenta y que cambiaba por el colorido de la Sierra Norte. «Me emociona este galardón porque dicen que soy algo sevillano. Es que yo soy sevillano», apostilló, para concretar, con buen humor, que «en Sevilla se me ve catalán y supongo que en Barcelona se me ve andaluz», dijo el empresario, que comenzó su intervención con un «gracias, gracias, gracias».

Su vínculo con esta tierra se cimenta en la fundación que lleva el nombre de su padre, que entre sus fines «tiene que pelear por los temas andaluces» y por permitir que los estudiantes de ambientes rurales puedan acceder a los estudios universitarios. En este sentido, recordó que el 85% de las becas que se aprueban cada año en la fundación son para chicos andaluces que sin esta ayuda no podrían ir a clase. Una dotación económica instaurada por él en homenaje a su padre, José Manuel Lara Hernández, que no pudo ir a la universidad por falta de medios económicos en su juventud. Con emoción, manifestó que en ciertas circunstancias de la vida llega un momento en el que «recuperas tus orígenes, recuperas tu pueblo». Fue más allá y recordó su intención de formar parte del censo de El Pedroso, por lo que le pidió a su alcalde que lo empadronase. «Yo seré de El Pedroso, declarado nacido en El Pedroso», aseveró entre risas.

A la par, quiso dejar patente que es compatible «haber nacido en Barcelona y sentirse a la vez andaluz, sevillano y pedroseño», recalcó Lara, que dijo que «la cabra tira al monte y que mi monte es Sevilla». También tuvo palabras para la persona que da nombre al premio y sobre su actuación en el camino recorrido por España desde la dictadura hasta la democracia. «Realmente, demostró que era un hombre que estaba por encima del fragor de la batalla», consideró Lara, que también quiso poner de relieve la condición de hombre de Estado de Manuel Olivencia, presidente del jurado, de quien dijo, con sorna, que es «un insigne jurista, un hombre cargado de virtudes y de algún defecto. Como gran virtud tiene a su hija, que es una maravilla, y como defecto, su hijo político (Javier Arenas); pero cuyo balance sale altísimo a pesar de eso».

La entrega del premio tuvo lugar en una ceremonia celebrada en el hotel Alfonso XIII a la que acudieron diversas personalidades del mundo de la comunicación, la política, la economía y la sociedad andaluza. En ella, se destacó la labor del empresario catalán en la difusión de la cultura tanto en España como en Iberoamérica y el impulso dado en el ámbito de la comunicación con el Grupo Antena 3 y LA RAZÓN. Un gran conglomerado empresarial, heredero del coraje emprendedor de su padre que salió de El Pedroso en los años cuarenta para desarrollar en Cataluña un imperio editorial que en la actualidad se ha diversificado en varios sectores, aunque no ha perdido el carácter sevillano de su creador.

Ése fue el argumento principal del discurso del presidente del Grupo Joly, José Joly Martínez de Salazar, quien en su intervención puso de relieve la personalidad emprendedora del empresario catalán y cómo, a pesar de la internacionalización empresarial del grupo, no ha dejado de volver la vista a la tierra de sus orígenes. Una seña de identidad de su gestión, que siempre ha ido de la mano de la actualidad y los signos de los tiempos, por lo que el editor recordó la postura tomada recientemente por el presidente del Grupo Planeta ante la cuestión soberanista catalana. Todo ello, teniendo como núcleo el germen del mundo de los libros, «el pan del espíritu», como comentó Olivencia, quien destacó que éstos «siguen siendo el motor del conocimiento». Por ello, apuntó que su labor profesional no se ha quedado únicamente en el desarrollo de sus empresas, sino que se ha centrado además en la promoción cultural y en la promoción del idioma español, cuyo mayor exponente es el Premio Planeta, el mejor dotado de las letras hispanas. Instaurado en los años cincuenta del pasado siglo, ha logrado atraer a los principales autores en esta lengua y la edición de millones de volúmenes. De esta manera, Olivencia aseveró que «un mecenas que tantos premios concede, bien merece recibir el Clavero Arévalo». En la misma línea, quiso dejar su testimonio el propio Clavero, en tanto que consideró al galardonado «un andaluz, catalán y español». De este modo, destacó su admiración por el empresario catalán, en tanto que aseguró que se felicitaba «por que el premio que lleva mi nombre se lo hayan dado a José Manuel Lara Bosch».

El premio Manuel Clavero recibe el nombre del prestigioso jurista, catedrático de universidad y ex ministro, que en la actualidad es miembro del Consejo Editorial del Grupo Joly, editora del periódico que otorga el galardón, cuyo patrocinio corre a cargo del Grupo Persán. El jurado, además de la presidencia de Olivencia, lo forman Concepción Yoldi, Francisco Rodríguez, José Antonio Carrizosa e Ignacio Martínez.