Juanma Moreno anuncia un plan de calidad de vida del mundo rural

El Ágora Rural del PP reclama al Gobierno andaluz una Ley de Igualdad de Oportunidades para los pueblos

Loles López, Juanma Moreno y José Enrique Fernández de Moya
Loles López, Juanma Moreno y José Enrique Fernández de Moya

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, anunció ayer un Plan de Calidad de Vida de los Andaluces del Ámbito Rural para «cerrar la enorme brecha abierta entre el mundo urbano y rural por las viejas políticas». Moreno constituyó en la localidad jiennense de Porcuna el Ágora Rural andaluz, que será el órgano encargado de la elaboración del plan y que tiene «una clarísima vocación de apertura para establecer una nueva alianza del PP-A con los pueblos».

Moreno señaló que «el PP-A no quiere que siga habiendo ciudadanos de primera y de segunda sólo por vivir en una ciudad o en un pueblo del ámbito rural», por lo que el Ágora Rural realizará «un mapa de necesidades y un plan de soluciones a los vacíos que durante años se han generado en los pueblos del interior».

El líder de los populares andaluces señaló que «hay que hacer una radiografía de las grietas abiertas para arreglarlas con amplitud de miras y con realismo», por lo que propuso identificar «dónde no hay colegios, centros de salud, carreteras o caminos rurales en condiciones y también dónde faltan incentivos a emprendedores, promoción turística, facilidades para abrir un negocio o acceso a la información». Además, el presidente del PP-A se comprometió a que «todos los problemas que lleguen al Ágora Rural, llegarán a las instituciones», por lo que anunció que el Grupo Parlamentario Popular llevará a todos los plenos del Parlamento soluciones para municipios concretos. Moreno aseguró que los gobiernos socialistas de Andalucía «tienen una inmensa deuda con los pueblos y el PP-A está empeñado en saldarla», por lo que instó al Gobierno de la Junta a aprobar una Ley de Igualdad de Oportunidades del Mundo Rural «para que en los pueblos andaluces haya más servicios, más oportunidades de crecer y progresar, más tejido socioeconómico y más cohesión económica, social y territorial». Moreno señaló que el PP-A «no ha conseguido ser reconocido como el partido de los andaluces de los pueblos a pesar de llevar muchos años pisando el terreno, ofreciendo soluciones y peleando en las administraciones por los municipios de interior». Por ello, el Ágora Rural pretende «ofrecer un mensaje diferenciador y creíble».

El mundo rural es, históricamente, uno de los puntos electorales débiles del PP. Las decenas de miles de kilómetros que recorrió Javier Arenas no fueron suficientes para que el PP se hiciera hueco en el medio rural. El campo, en lo que a votos se refiere, es territorio para PSOE e IU. El sistema electoral establece que los concejales de pueblos necesitan muchos menos votos que los de ciudades, por lo que la ventaja del bipartidismo en ediles resulta muy superior a la distancia real en votos. Las diputaciones provinciales, con un sistema de elección indirecta en el que se eligen unos pocos diputados por partido judicial, reflejan el número de concejales más que el de votos logrados. El pasado 24M, el PSOE logró cerca de 1.320.000 votos por los casi 1.160.000 del PP. Los socialistas alcanzaron 4.081 concejales por los 2.681 del PP. El ámbito rural resultó decisivo. El medio rural supone el 90% del territorio de la comunidad y en el mismo vive más de un 50% de la población. En Andalucía, 700 municipios cuentan con menos de 40.000 habitantes.