La Junta cifra en 17,7 los millones reclamados por fraude, con 6,1 en apremio

Montero no especifica cuántos corresponden a la partida 31L y el PP señala que «no se ha recuperado ni un euro»

La titular de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero
La titular de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero

Sevilla- Sin garantías para el reintegro de los fondos defraudados y con Marbella como espejo. «Los tiempos los marcan las normas y los reales decretos, pero seguiremos la pista hasta el último euro para que se reintegre», dijo en comisión parlamentaria la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero. La titular de las cuentas cuantificó ayer en 17,7 millones el importe percibido por cobros indebidos, incluida la partida 31L, en fase de reintegro, de los que 6,1 millones se encuentran en situación de apremio. No se especificó si se incluyen cinco millones en apremio de los ERE revelados en mayo, aunque el silencio infiere que aún no han sido cobrados. El Partido Popular criticó que «no se ha recuperado ni se ha cobrado ni un euro» de esas cantidades indebidamente cobradas.

Montero aseguró que existen 103 expedientes de reintegro por ayudas sociolaborales, en total 17,7 millones cuantificados en concepto de percepción indebida, de los que 6,1 millones se encuentran en fase de apremio «y con todas las garantías de hacerse efectivo el cobro», aunque aún no se han ingresado en las arcas de la Junta.

El fraude de los expedientes de regulación de empleo «nos avergüenza a todos», aseguró Montero, que indicó que la Administración ha actuado «con contundencia».

El diputado popular Rafael Carmona inquirió «cuánto» se ha recuperado. «No ha dicho ni una cifra. Usted tiene que saber cuánto se ha recuperado», señaló Carmona. «La trama de la Sierra Norte ha robado el dinero a ciencia cierta. ¿Cuánto se ha recuperado?», cuestionó. «No son subvenciones a personas físicas, son a entidades. Lo dice el TSJA. ¿Van a reclamar a las aseguradoras e intermediarias? No queremos que lo hagan a personas físicas, sino a quienes se lo han dado. No den apariencia de legalidad. Ya le han tirado de las orejas unas cuantas instituciones», explicó Carmona. «Parece que no quieren recuperar el dinero. Hacían las cosas de acuerdo con los que después han hecho un uso fraudulento y eso les molesta», recordó el PP, cuestionando si van a ir a «una instancia andaluza o al Supremo». Montero reiteró que «no voy a entrar en confrontación» y siguió con el ejemplo de Marbella. «No cabe alteración en la norma. Estamos trabajando con la Justicia», insistió María Jesús Montero. «No nos dan cifra; 6,1 millones en apremio. ¿Nada cobrado?», reiteró Carmona. «Saben que ha habido un robo. Se han gastado los fondos públicos en fiestas y borracheras y no se exige que se devuelva el dinero. Ésta es la clave», criticó. «¿De los 122 millones presupuestados, cuántos han sido de la partida 31L? ¿Y de los 6,1 que están en apremio?», cuestionó. «Ustedes no van a ir contra ustedes. Hay ciento veintitantos imputados, muchos del PSOE. ¿Van a pedirle a ellos que devuelvan el dinero?», interrogó. «Quieren dar apariencia de legalidad» pero «no están interesados en recuperar el dinero defraudado durante diez años».

Montero reclamó a Carmona que «modere el lenguaje» cuando se refiere a «ustedes». «El tema de los ERE es el único motivo de oposición del PP» y tienen «ansiedad por culpabilizar a todo el Gobierno. «La Junta recuperará hasta el último céntimo indebido», manifestó.

La Junta de Andalucía estima que concedió de manera irregular 85 millones en ayudas directas a empresas y falsas prejubilaciones entre 2001 y 2010, según los datos de la Cámara de Cuentas, que incluían, en mayo de 2012, 73,8 millones que el Gobierno andaluz reclamaba y 11,2 millones de intrusos. El llamado «fondo de reptiles» contaba, según la Cámara de Cuentas, con 1.217 millones de euros.