La Junta incumple la regla de gasto

La tasa de variación se situó en el 1,8%, un 0,5% sobre el límite, y tampoco se alcanzó el objetivo de estabilidad presupuestaria con un déficit del 1,19% en 2015, advierte la Cámara de Cuentas

La consejera de Hacienda de la Junta, María Jesús Montero
La consejera de Hacienda de la Junta, María Jesús Montero

La tasa de variación se situó en el 1,8%, un 0,5% sobre el límite, y tampoco se alcanzó el objetivo de estabilidad presupuestaria con un déficit del 1,19% en 2015, advierte la Cámara de Cuentas

Que «Andalucía cumple» pasa por el principal argumento del Gobierno andaluz a la hora de reivindicar un nuevo modelo de financiación autonómica que sustituya el vigente, de la era Zapatero y, según el cual, lamenta, la comunidad dispone de 1.000 millones anuales menos. La Cámara de Cuentas subraya que «Andalucía ha incumplido la regla de gasto, obteniendo un resultado de la tasa de variación del 1,8% frente al 1,3% fijada», según el informe de Fiscalización de la Cuenta General y Fondos de Compensación Interterritorial del Ejercicio 2015. Por otra parte, «tampoco se ha alcanzado en 2015 el objetivo de estabilidad presupuestaria (0,7% del PIB) ya que el déficit ha sido del 1,19% del PIB regional».

El Ministerio ya cifró en marzo del pasado año el déficit en 1,13%, un guarismo que superaba en 0,43 puntos el objetivo marcado. En octubre de ese mismo año, desde la cartera que dirige Montoro ofrecieron una cifra, divergente respecto a la dada por la Junta, que coincide ahora con el actual dictamen de la Cámara de Cuentas. «Andalucía ha alcanzado un resultado de la tasa de variación del 1,8%, frente a la tasa de referencia fijada del 1,3%», señala el ente, que «recomienda la elaboración de una norma autonómica que regule los criterios y procedimientos de elaboración de los estados consolidados». Asimismo, la Cámara alerta de que «los derechos pendientes de cobro de ejercicios anteriores a 1 de enero de 2015 ascendían a 3.732,17 millones». «Durante el ejercicio se ha recaudado un 24,83%, quedando pendiente de cobro a fin de 2015, 2.573,61 millones. De este total, 726,43 millones datan de ejercicios anteriores a 2010», indicó.

«En el informe sobre presupuestos iniciales de las administraciones públicas para 2015 emitido el 31 de marzo de 2015 por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ya se contemplaba el riesgo de este incumplimiento y recomendaba mejorar la información que acompaña al proyecto de presupuesto de manera que sea posible verificar la adecuación a los objetivos de déficit y deuda y el cumplimiento de la regla de gasto», manifiesta la Cámara, que insiste en que «en 2015 se ha incumplido la regla de gasto y el objetivo de déficit (estabilidad financiera)». El ente fiscalizador recuerda que «se ha solicitado el correspondiente plan económico financiero y el seguimiento del mismo» pero «desde la Intervención General de la Junta informan que no se encuentra aprobado» aunque la Airef informó de la propuesta del plan «en diciembre de 2015» y fue remitida a la Secretaría del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Se incumplen varios artículos de la ley orgánica sobre «tramitación y seguimiento de los planes económico-financieros».

El informe de la Cámara de Cuentas señala, sobre los estados de contabilidad financiera, que del cuadro de equivalencias incluido en la memoria del Plan General de Contabilidad Financiera de la Administración de la Junta y de sus Agencias Administrativas y de Régimen Especial (PGCF) «no resulta posible identificar la equivalencia entre las partidas de éste y del anterior plan, tal como prevé la disposición transitoria tercera del nuevo plan. Tampoco la memoria de contabilidad financiera se adecua en su totalidad a los requisitos mínimos establecidos». La Cámara avisa de que «en relación con las modificaciones presupuestarias, en numerosas ocasiones, no se realiza una adecuada valoración del eventual impacto que las modificaciones pueden tener en los objetivos de gasto programados, tal como establece el artículo 51.1 del Texto Refundido de la Ley General de Hacienda Pública de la Comunidad (Trlghp)».

Respecto a la Cuenta de Tesorería, «se ha incumplido el art.12 de la Orden de 6 de noviembre de 2015, sobre cierre del ejercicio presupuestario, ya que solamente se han remitido 14 conciliaciones bancarias de las 42 cuentas financieras y además, éstas 14 se han elaborado fuera de plazo». También se señala que la Dirección General de Tesorería y Deuda Pública «no ha realizado arqueo de valores, incumpliendo los artículos 10 del Reglamento de Tesorería y Ordenación de Pagos y 12 de la referida orden».

LOS ENTES PÚBLICOS

En cuanto a las entidades públicas empresariales, al margen de que existan sociedades que consolidan sus cuentas directamente con las de la entidad dominante de nivel superior, «la Cuenta General del 2015 debería haber incluido las cuentas anuales consolidadas de determinadas agencias públicas empresariales con sus sociedades dependientes».

En el ejercicio 2015, recuerda el ente consultivo, es de aplicación por primera vez el RD 635/2014, de 25 de julio, referido a los aplazamientos de pago a proveedores en operaciones comerciales. «Esta información deberá tenerse en cuenta en comparación con el ejercicio anterior e incluirse en la memoria de cuentas anuales». Resulta también de aplicación la Resolución de 29 de enero de 2016 del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas. La Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, la Agencia Pública Andaluza de Educación, la Agencia Andaluza del Conocimiento y Sierra Nevada Club Agencia de Viajes «han incumplido la citada norma».

De las 24 entidades públicas empresariales que reciben transferencias de financiación, 15 incumplen el artículo 58 bis del Trlghp, al excederse en el plazo límite o de la cuantía en la aplicación o imputación de las transferencias de financiación de explotación. También mantienen sin reintegrar al cierre del ejercicio 2015 remanentes de transferencias de financiación de explotación de ejercicios anteriores incluso a 2014; se hace un «tratamiento de transferencias nominativas como si de transferencias de financiación de explotación se trataran»; «se excede del plazo límite en la aplicación o imputación de los remanentes de transferencias de financiación de capital; se consideran «transferencias de financiación de capital como transferencias por operaciones de intermediación»; y mantienen «sin reintegrar al cierre del ejercicio 2015 remanentes de transferencias de financiación de capital de ejercicios anteriores incluso a 2014».