La Junta pagó 34 millones de euros en comisiones de los ERE en sólo 5 años

La Agencia Tributaria certifica, en un primer estudio, los abonos que el Ejecutivo de Griñán negó

Las sociedades Vitalia y Uniter –mediadoras en los ERE que financiaba la Junta a través del «fondo de reptiles»– cobraron 34.643.203 euros del Presupuesto andaluz entre 2006 y 2010, según un informe de la Agencia Tributaria hecho público ayer por el PP-A, parte personada en la causa.

Las altas comisiones pagadas por la Consejería de Empleo constituyen una de las principales líneas de investigación. La Guardia Civil rastrea el destino final de ese dinero y si parte del mismo retornó después a altos cargos de la Administración andaluza o a personas de su entorno. Fruto de esas pesquisas, la juez Ana Rosa Curra –sustituta de Alaya– envió a prisión el pasado 15 de enero a Francisco Algarín Lamela, presunto testaferro de Juan Lanzas, ex sindicalista de UGT y que actuaba como «conseguidor» de subvenciones. Algarín admitió en sede judicial que recogió sobres con dinero por orden de Lanzas en las inmediaciones de la Consejería de Empleo así como en la delegación provincial del ramo en Sevilla. Entre 2003 y 2007 cobró cheques por un montante de 362.500 euros procedentes de comisiones ilegales, según la UCO.

La «trama de los ERE» tenía el siguiente «modus operandi». Los despidos en las empresas se acordaban una vez que la Junta se comprometía a financiar pólizas de prejubilaciones para los afectados. Las mediadoras –Vitalia y Uniter– presentaban distintos presupuestos de compañías aseguradoras para formalizar la póliza. No había concurso público ni publicidad. En la póliza, además de las rentas para los trabajadores –incluyendo a intrusos– se pagaba la comisión, que oscilaba entre el 15 y el 20 por ciento del total –la práctica habitual del mercado está en torno al 1 y el 3 por ciento–. Percibido ese dinero de fondos públicos, se producía el reparto, utilizando para ello empresas pantalla para introducirlo de nuevo en el circuito financiero. Los verdaderos beneficiarios y las cantidades son objeto de una investigación de la Guardia Civil que se encuentra bajo secreto de sumario.

El informe de la Agencia Tributaria está circunscrito sólo a los años comprendidos entre 2006 y 2010. Esta práctica comenzó en 2001. Los 23 millones percibidos por Vitalia corresponden a pólizas suscritas con Personal Life, Fortia Vida y Generali. Los más de 11 millones que ingresó Uniter fueron a través de Banco Vitalicio y Estrella Seguros. En todos los casos, las cantidades las abonaba la empresa pública Agencia IDEA con cargo al «fondo de reptiles».

Es previsible que la cantidad final supere con creces la cifra de 34 millones. Quedan años por investigar e incluso, dentro del periodo 2006-2010, percepciones a empresas como Ingotor, Apra Leven, Primadeco o Holding Tindex.

Pese a ello, la Junta siempre negó el pago de comisiones en los ERE. En sede parlamentaria, la actual consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, llegó a decir «que en la contabilidad presupuestaria no figura ningún pago directo realizado a ningún intermediario».