La Mesa de la Ría pide una «misión de investigación» a la UE sobre el gas en Doñana

La Razón
La RazónLa Razón

Nuevas palabras en torno a Doñana. La Comisión de Peticiones de la Eurocámara debatía ayer en Bruselas en torno a varias denuncias contra los proyectos gasísticos que penden sobre el parque con un resultado: la Comisión Europea analizará si las autoridades españolas deberán tener en cuenta los estudios sobre el riesgo sísmico a la hora de autorizar más proyectos de extracción, almacenamiento y transporte de gas en el entorno del espacio natural.

Uno de los intervinientes, Aurelio González, de la Mesa de la Ría de Huelva, alertó del «grave riesgo» que suponen para Doñana las inyecciones de gas y pidió en el Parlamento que se lleve a cabo «una misión de investigación a toda la región» y, sobre todo, que se adopten «las medidas pertinentes con carácter urgente para proteger» Doñana, empezando por instar a Gobierno central y Junta a «paralizar las obras iniciadas sin evaluar».

González expuso que, según el escrito que remitieron a su organización para cerrar el expediente en torno a su queja, las autoridades españolas “confirmaron” a la Comisión Europea que “la autorización para el desarrollo de estos proyectos” no se iba a conceder “hasta que no se hiciera una evaluación global adicional de los efectos” de dichos planes gasísticos. “Es evidente -añadió- que han sido engañados, pues parte de las obras han comenzado sin evaluarse conjuntamente con permisos del Gobierno estatal y regional”. Mesa de la Ría defiende que “las actuaciones industriales dentro de Doñana las realizan tres empresas: Gas Natural-Fenosa, Repsol y Enagás”.