«La naturalidad la da el valor»

El diestro Paco Camino y el escritor Carlos Abella protagonizan el 40 «Mano a mano» de la Fundación Cajasol en el que se dieron la mano el toro y la historia

Los «Mano a mano» taurinos que organiza la Fundación Cajasol se han convertido en un clásico. El de ayer sumó la edición 40, y para celebrar el número redondo saltaron al ruedo Paco Camino y el escritor Carlos Abella.

Los «Mano a mano» taurinos que organiza la Fundación Cajasol se han convertido en un clásico. El de ayer sumó la edición 40, y para celebrar el número redondo saltaron al ruedo Paco Camino y el escritor Carlos Abella. «El toro y la historia» fue el marco temático de una conversación amena y trufada de anécdotas, que aportaron los dos protagonistas desde prismas distintos pero complementarios, y que condujo el periodista José Enrique Moreno. La sala colgó el cartel de «no hay billetes». Acudieron toreros como Morante de la Puebla y Pepe Luis Vázquez Silva. Paco Camino no suele prodigarse en actos públicos, de ahí la expectación. Aseguró que Antonio Ordóñez ha sido uno de los toreros en los que más se ha fijado y desgranó alguna de las claves de su forma de ver el toro: «La naturalidad la da el valor», dijo. Entre las anécdotas que enumeró durante su intervención, recordó que de niño iba andando a Sevilla, a la calle Iris, a ver a los toreros entrar a la plaza y luego se volvía otra vez andando porque no tenía dinero para entrar.

El camero mandó en la década de los sesenta con un concepto clásico, recio, alejado del sello de torero sevillano que han tenido otros diestros como Curro Romero, el citado Pepe Luis Vázquez o más recientemente Morante de la Puebla. Quizá por este motivo no fue fácil su relación con La Maestranza, a la que no obstante arrebató en muchas ocasiones con sus chicuelinas de frente, despacio, tan distintas a las verónicas del mentón en la clavícula, pero igual de puras.

Por cierto, recordó que en una corrida de Galache en Madrid fue cuando inició ese tipo de chicuelinas que, por ser distinta, tanto le gustó al público y que a él mismo sorprendió la respuesta que tuvo.

Por su parte, Carlos Abella se deshizo en elogios para su compañero de «mano a mano» y aseguró que «Paco Camino es uno de los diez toreros más importantes en la historia del toreo».