La oposición coincide en que Díaz se olvida de los andaluces en su mensaje

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha afirmado que el mensaje navideño de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, va dirigido a su partido y no a los andaluces, que son "convidados de piedra"en las "intrigas de poder"del PSOE. Moreno ha reaccionado de esta forma, a través de un comunicado, tras el discurso institucional de Fin de Año de Susana Díaz, a la que ha acusado de "mirar a Andalucía por el retrovisor con un discurso falso dirigido a su partido".

"¿Dónde tiene la cabeza Díaz para negar la evidencia del paro, los recortes y la corrupción en Andalucía?", se ha preguntado Moreno, que ha considerado además "poco acertado"que haya transmitido su mensaje desde la Universidad de Sevilla "obviando la deuda de 500 millones de euros con las universidades públicas andaluzas y la tasa más alta de paro juvenil".

Por su parte, portavoz adjunta de IU en el Parlamento andaluz, Elena Cortés, coincide con Moreno en que la presidenta de la Junta ha hecho "un mitin de fin de año en lugar de un discurso que representara al pueblo andaluz", con el que se ha situado "en el ala más derecha del PSOE". Cortés ha calificado el mensaje navideño de la presidenta andaluza de "un mitin en clave nacional"y "lo ha hecho de una forma muy censurable: deslizando que el resultado de las elecciones generales provoca la inestabilidad del país".

El líder andaluz de Ciudadanos y portavoz del grupo en el Parlamento Andaluz, Juan Marín, ha reprochado a la presidenta andaluza, Susana Díaz (PSOE), que su discurso de Fin de Año esté "falto de contenido político e ilusión para el futuro de los andaluces". Tras señalar que comparte la idea de unidad de España de Díaz, Marín ha lamentado la ausencia de mensajes dirigidos a los creadores de empleo, autónomos y empresarios, así como sobre asuntos fundamentales como la corrupción o los sacrificios que ha realizado el funcionariado público.

También la secretaria general y portavoz parlamentaria de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, se ha sumado a las críticas y ha pedido a Díaz "que aclare definitivamente qué papel quiere jugar, si el de presidenta de los andaluces o el de secretaria general en la sombra del PSOE". Para Rodríguez, el mensaje de la presidenta pone de manifiesto que sus intereses a día de hoy "ya no están en Andalucía, pues por sus palabras parece desconocer la realidad de paro, corrupción y pobreza a la que se enfrentan millones de andaluces cada día".