Actualidad

La vida y la muerte en las orillas del Nilo

El CaixaForum acoge la nueva exposición «Faraón. Rey de Egipto» con más de 140 piezas provenientes del British Museum que por primera vez llegan a la capital andaluza

El CaixaForum acoge la nueva exposición «Faraón. Rey de Egipto» con más de 140 piezas provenientes del British Museum que por primera vez llegan a la capital andaluza

Publicidad

Durante 30 siglos se mantuvo en el Antiguo Egipto una próspera sociedad en cuya cúspide se situaba la monarquía. Ésta se encontraba liderada por los faraones, que fueron los encargados de garantizar el orden del universo. Tras las imágenes y objetos que han llegado hasta nuestros días se esconde la realidad de un imperio que ha fascinado a la humanidad a lo largo de la historia. El CaixaForum de Sevilla acogerá desde hoy y hasta el 12 enero de 2020 una de las exposiciones que más éxito ha tenido en sus otras sedes de Madrid, Barcelona y Girona: «Faraón. Rey de Egipto».

La muestra, que cuenta con la colaboración del British Museum, explora el simbolismo y el ideario de la monarquía egipcia, desvelando las historias que encierran las 140 piezas incluidas en la exposición como representación de esta civilización. El director del área de Cultura y Divulgación Científica, Ignasi Miró; el director del CaixaForum Sevilla, Moisés Roiz; y el comisario adjunto y conservador del Departamento del Antiguo Egipto y Sudán, Neal Spencer, presentaron ayer, en el CaixaForum de Sevilla, la exposición.

«Nunca se han visto con tanta luz y tanta belleza», afirmó Spencer en relación a la distribución e iluminación con la que las piezas cuentan en esta muestra. El comisario explicó que «el British Museum tiene la colección del Antiguo Egipto más amplia del mundo fuera del Cairo» y afirmó que la que se expone ahora en Sevilla «es una de las más grandes fuera del Reino Unido». Este tipo de muestras son una gran oportunidad para entender estas civilizaciones y desmitificar los grandes mitos que a menudo las películas de ficción proyectan en sus guiones. En este sentido, Spencer explicó que «había griegos, romanos, egipcios e incluso faraonas que llegaron a ocupar el trono» y que, aunque procedían de otras culturas, «la seguían de la misma forma, adoptando, por ejemplo, su religión o la forma de vestir».

Dividida en nueve ámbitos, la exposición examina la figura del monarca egipcio desde todos los puntos de vista: como ser divino, situado en el centro de la estructura social, a cuyo alrededor se articulan símbolos y creencias que van más allá de la existencia terrenal; en su vida palacio, rodeado de su familia en un entorno más íntimo; como gobernante y, también, como guerrero.

Publicidad

Todo ello se podrá apreciar a través de una selección de estatuas monumentales, relieves en piedra de antiguos templos, papiros, joyas y objetos rituales. Por ejemplo, son de destacar las misivas grabadas en escritura cuneiforme sobre tablillas de arcilla que «desvelan que necesitaban ayuda, a pesar de intentar aparentar que tenían todo el poder», además de dejar constancia en la actualidad de la intensa actividad diplomática que existía entre Egipto y Babilonia durante la XVIII dinastía. Por otro lado, también se podrá disfrutar de la figura del dios halcón Re-Haractes, de unas pequeñas figuras que representaban los siervos del monarca después de la muerte, de unas losetas del palacio de Rameses III o, entre otras, de una cabeza de gran tamaño del faraón Tutmosis III.

Por su parte, Ignasi Miró destacó «la gran oportunidad que tienen ahora los andaluces de tener el British Museum en Sevilla» y adelantó, junto a Roiz, que «habrá un amplio abanico de actividades» como conferencias, conciertos, visitas guiadas para grupos y familias o «el tan exitoso ‘Café y Tertulia’», que tiene como objetivo que el visitante profundice, con un mediador, los aspectos que más le interesan.

Publicidad