Las familias sí tendrán voz en la ley de atención temprana nacional

El portavoz de la plataforma compartirá sugerencias con los distintos partidos en Madrid

Antonio Guerrero, portavoz de la Plataforma de Atención Temprana, junto a representantes de PP, Podemos e IU en Andalucía
Antonio Guerrero, portavoz de la Plataforma de Atención Temprana, junto a representantes de PP, Podemos e IU en Andalucía

El portavoz de la plataforma compartirá sugerencias con los distintos partidos en Madrid

Año y medio después de pelear por una ley de atención temprana en Andalucía, con la presentación de dos proyectos legislativos que fueron rechazados en el Parlamento por PSOE y Ciudadanos, la plataforma de familias de los menores de cero a seis años con trastornos o riesgo de padecerlos vio cómo era excluida cuando el Ejecutivo andaluz decidió apostar por esta regulación del servicio aún en fase inicial. Sin embargo, y tras reivindicar primero los derechos de los niños en el pasado Congreso Regional del PP en Málaga y ser después respaldados de forma unánime por el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, su voz sí será escuchada en el congreso, donde el Gobierno se muestra receptivo a regular por ley los derechos de los menores en todo el país, acabando con las desigualdades territoriales.

En el marco de la negociación del pacto educativo, el portavoz de las familias, Antonio Guerrero, tiene previsto entrevistarse mañana con los representantes del PP, Unidos Podemos y Cs, sin cerrar la puerta a un encuentro solicitado con el PSOE –que presentó una proposición no de ley en el Congreso en la que pide incluir la atención temprana dentro de la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud–, pero negado por ahora, e incluso las formaciones independentistas. Sobre la mesa, dos grandes asuntos: las aportaciones para sacar adelante una ley nacional de atención temprana y, por otro lado, plantear la necesidad de una apuesta decidida por la inclusión real del alumnado con necesidades educativas especiales, con especial hincapié en el colectivo autista.

De forma sucesiva, Guerrero tiene previsto despachar con Francisco Igea, portavoz de Sanidad en Cs; y Virginia Salmerón, diputada por Sevilla y portavoz de la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia por la formación naranja; Rafael Hernando, portavoz del PP; Sandra Moneo y Silvia Heredia, miembros de áreas de Sanidad y E ducación por lo populares; y la doctora Amparo Botejara, portavoz de Sanidad por Unidos Podemos.

Guerrero viaja con documentación suficiente que justifica la necesidad de reforzar los derechos y el servicio a un colectivo muy vulnerable y que requiere de una mayor concienciación por parte de todos los estamentos. En el área educativa, por ejemplo, las familias harán especial hincapié en la introducción de la figura del terapeuta ocupacional en atención temprana y educación, así como la del profesional sanitario en los centros educativos. La inversión en estos recursos humanos lleva aparejada una recompensa posterior que resulta difícil calibrar, de ahí que Guerrero considere imprescindible mostrar con ejemplos reales de otros países los sorprendentes resultados obtenidos. «La inversión que hagamos se revierte a medio plazo en la sociedad», destaca.

Con respecto a la ley nacional de atención temprana, la plataforma propondrá utilizar la misma fórmula que en Andalucía no fructificó por la marcha atrás de Cs en el último instante. Es decir, que se articule por parte de la propia plataforma y a partir de un borrador se busque el máximo consenso político para que el resultado sea registrado por todos los partidos o la mayoría.