Los centros residenciales sólo dan cobertura al 3,19% de los mayores de 65 años en Andalucía

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu
El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu

En Inglaterra es ya cuestión de Estado, con un Ministerio de la Soledad. Susana Díaz, recientemente, aludió al mismo señalando la labor social de Canal Sur. Juan Imedio, ministro de facto. El Instituto Nacional de Estadística (INE) apuntó ayer que el número de personas que viven solas en España se eleva ya a 4.687.400 en España, el 25,4% del total de los hogares. En Andalucía el número de hogares ha crecido un 0,2%. Su tamaña medio es de 2,61 personas, sólo por detrás de Melilla, Ceuta y Murcia. En la región, el 23,2% de los hogares, ligeramente por debajo de la media nacional, se compone de una única persona. En su informe, el Defensor del Pueblo Andaluz señala como «reto pendiente» las políticas y actuaciones que las administraciones públicas andaluzas llevan a cabo en relación con las personas mayores que viven solas».

En el informe «Las Personas Mayores en España» del Imserso se recoge que «Andalucía contaba, a 31 de diciembre de 2015, con 659 centros residenciales con 43.687 plazas. Esto supone un índice de cobertura del 3,19 % de la población igual o mayor a 65 años (1.369.259 a 1 de enero de 2015, según el INE), más de un punto por debajo de la media española, del 4,30%». Del total de centros residenciales de Andalucía, sólo el 22,15 % son de titularidad pública y 77,84 % de titularidad privada, si bien la mayoría de las plazas, el 58%, son de financiación pública y el resto privada. El Defensor apunta a la soledad de los mayores como un problema acuciante.