Los clásicos de Mérida van en tranvía

El Metrocentro de Sevilla promociona el festival de teatro, «buque insignia de la cultura extremeña»

Los alcaldes de Sevilla y Mérida y el director del festival, ayer frente al Metrocentro
Los alcaldes de Sevilla y Mérida y el director del festival, ayer frente al Metrocentro

El Metrocentro de Sevilla promociona el festival de teatro, «buque insignia de la cultura extremeña»

El Metrocentro de Sevilla no sólo es un medio de transporte que conecta la zona de San Bernardo con la Plaza Nueva –el año pasado fue utilizado por cerca de medio millón de pasajeros–. Es también un privilegiado soporte publicitario que se exhibe por la zona monumental del casco histórico, por donde pasean diariamente cientos de visitantes y turistas. Durante estos días, los viandantes se toparán con un tranvía que ofrece una imagen poco habitual. Las unidades aparecen con publicidad de la 62 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Ayer, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y su homólogo emeritense, Antonio Rodríguez Osuna, pusieron de largo esta iniciativa. En concreto, los vagones muestran sendas fotografías a gran tamaño del teatro romano y del museo de arte romano, este último obra de Rafael Moneo. Junto al logotipo del certamen –uno de los referentes más destacados de la escena española– figura el emblema de la capitalidad cultural gastronómica iberoamericana, que ostenta también Mérida, ciudad que se convertirá durante los próximos meses en un destacado foco cultural y que unirá en septiembre un nuevo evento: el «Stone & Music Festival», que se desarrollará igualmente en el teatro romano y que acogerá las actuaciones, entre otros, de Alejandro Sanz, Raphael, Miguel Poveda, José Luis Perales y Manuel Carrasco.

Para el director del festival, Jesús Cimarro, promocionar el certamen en Sevilla es casi una obligación, puesto que «acude muchísimo público de Andalucía», asegura a LA RAZÓN. Este año las representaciones se desarrollarán entre el 6 de julio y el 28 de agosto. El programa lo componen siete grandes producciones teatrales y un concierto sinfónico con importantes figuras del teatro, la música y la danza española. Entre los títulos, destacan textos clásicos como «Alejandro Magno», «Vulcano», «Aquiles» o «Marco Aurelio». «La edición de este año tiene como hilo conductor los héroes», señala Cimarro, quien asegura que todos son estrenos absolutos en el festival. También tienen un hueco en el cartel las grandes tragedias protagonizadas por mujeres. Se representará «La décima musa», protagonizada por Paloma San Basilio, y «La guerra de las mujeres», una versión de «Lisístrata» dirigida por José Carlos Plaza y en la que intervienen, entre otros, Estrella Morente, Antonio Canales y Aída Gómez, con música de Juan Carmona, hijo del Habichuela, que acaba de fallecer. Otros actores que se subirán al proscenio emeritense serán Verónica Forqué, Toni Cantó, Unax Ugalde, Carmen París y Fele Martínez. Cimarro, que lleva cinco años al frente de la organización, considera que el festival es el «buque insignia de la cultura extremeña». En 2012, cuando cogió las riendas del certamen, pasaron por él 52.000 espectadores. El año pasado fueron más de 158.000. ¿Cuál es la clave del éxito? «Hacemos una programación centrada en los espectadores, en lo que interesa al público. Además, cuanto más variado es el cartel, más gente viene». Otra clave de la buena acogida son las acciones promocionales en otras ciudad, como ésta en Sevilla y otras que ya han tenido lugar en Madrid y en Évora (Portugal).

La buena salud de esta cita cultural se debe también al apoyo decidido de las administraciones. La mitad de la inversión proviene de un consorcio que está integrado por la Junta de Extremadura, el Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento de Mérida y las diputaciones de Badajoz y Cáceres. Además, el festival se completa con diversas actividades paralelas, como conferencias, exposiciones y una programación infantil para atraer a nuevos espectadores.