Mantas y bufandas para protestar por la falta de calefacción en un instituto

Protestas en el IES Salvador Tavora
Protestas en el IES Salvador Tavora

Alumnos del Salvador Távora de Sevilla denuncian la falta de otros servicios básicos como internet.

Los alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria Salvador Távora de Sevilla «calentaron» ayer la mañana con sus gritos y pancartas, a pesar de las bajas temperaturas que se estaban registrando en la capital hispalense. Hartos de la falta de servicios básicos, se ataviaron con mantas, gorros y bufandas y salieron a la puerta del instituto para hacer oír sus reivindicaciones, muchas de ellas reclamadas desde hace casi dos años. El colectivo denuncia la ausencia de calefacción en las instalaciones, una vieja carencia que se une a la falta de limpieza y de otros servicios básicos, como internet. Además, los alumnos denunciaron que también hay problemas eléctricos e, incluso, no hay un timbre para avisar desde el exterior. Los estudiantes protagonizaron una sentada en los pasillos del instituto a primera hora de la mañana y, ya en el exterior, exhibieron pancartas con lemas como «Sin calefacción no hay educación» o «más recursos y menos discursos». En el centro están matriculados un gran número de alumnos porque se imparten clases en diferentes niveles: Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y ciclos formativos.

Este panorama difiere mucho del compromiso que expuso la presidenta de la Junta, Susana Díaz, nada más llegar al Palacio de San Telmo. Con el curso escolar recién empezado, remarcó que uno de los objetivos prioritarios de su gobierno sería la defensa de una «educación pública de calidad», desde «la convicción de que la educación es la herramienta más poderosa para hacer justicia social».

El instituto Salvador Távora, igualmente, se ha quedado fuera de las consignaciones que se han fijado en el marco del Plan de Oportunidades Laborales en Andalucía (OLA), puesto en marcha en 2011 con una dotación de 200 millones de euros para mejorar la red de colegios públicos. En concreto, las actuaciones se dirigen prioritariamente «a la construcción, ampliación y renovación de colegios e institutos en las ocho provincias andaluzas, prestando especial atención a la mejora de infraestructuras de tecnologías de la información y la comunicación, la eficiencia energética y la eliminación de barreras arquitectónicas».

La última cantidad consignada por el Plan OLA ascendió a 600.000 euros, en diciembre del año pasado, con destino a varios centros de Jaén y Sevilla. Por lo que respecta a la provincia sevillana, se asignaron 494.489 euros a la mejora y modernización de tres centros de Educación Infantil y Primaria y un instituto de Enseñanza Secundaria. En ningún caso aparece el instituto Salvador Távora.