Moreno pide a la «achicharrada» Díaz que dimita

El presidente del PP-A cree que la presidenta ha perdido la ilusión y debe «dar un paso al lado»

Moreno y Javier Maroto coincidieron ayer en un acto en Málaga
Moreno y Javier Maroto coincidieron ayer en un acto en Málaga

El presidente del PP-A cree que la presidenta ha perdido la ilusión y debe «dar un paso al lado»

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, afirmó ayer en Málaga que la presidenta de la Junta de Andalucía está «achicharrada después del varapalo electoral» de las primarias del PSOE y le conminó a tomar «un camino muy sencillo: dar un paso al lado».

Moreno consideró que «no se encuentra a la altura» de las necesidades de los ciudadanos de Andalucía toda vez que «ha perdido la ilusión por resolver sus problemas». Reprochó a la jefa del Ejecutivo andaluz haber «perdido un tiempo precioso» en detrimento de su «ambición personal» y sugirió a Díaz la idoneidad de «decirle a un compañero de su propio partido, que asuma la Presidencia de la Junta». «En la vida hay que tener ilusión por hacer las cosas», insistió el presidente de los populares.

En la misma línea, el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, lamentó que la comunidad tenga una «presidenta muy descentrada», que ha estado en los últimos tiempos «ocupada en todas las cosas menos en las que debía», para resaltar que «desgraciadamente Andalucía suena en el resto de España, más allá de la buena gente que tiene, por tener una presidenta que tiene abandonado al tercer sector».

Maroto calificó como «doloroso» que dirigentes socialistas como Díaz, «a quienes se les llena la boca al hablar de lo social», actúen «dejando tirado al tercer sector, al hacer recortes en materias sensibles y no financiar a asociaciones que están a pie de calle en ese ámbito».

Pacto educativo

Moreno y Maroto clausuraron ayer una jornada sobre equidad e inclusión en el Pacto Educativo ante la que el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP reivindicó que «España no se puede permitir estar un momento más sin una ley educativa eficaz», que sea «trabajada con la gente que sabe», como son los docentes, los padres y asociaciones. Además, apuntó que en un pacto de esas características se antoja fundamental «tener las cosas claras» y garantizar un diálogo, que implica «entender que en España solo se va a aprobar aquello que se consensúe».

Por su parte, Moreno defendió la necesidad de alcanzar acuerdos «en políticas de Estado», como en el ámbito educativo, al argumentar que «es un clamor de la sociedad que pide dejar las trincheras y sumar puntos de encuentro, llegando a un gran acuerdo para mejorar la educación». El pacto en Andalucía «es urgente», toda vez que, mientras algunas comunidades autónomas han mejorado en esta materia, entre las que citó Murcia o Valencia, «Andalucía se ha quedado atrás».