Andalucía

Tercer posible foco de listeria: La Montanera del Sur

La empresa malagueña Incarybe para la producción y la Junta de Andalucía decreta el cierre cautelar

Es la tercera cárnica precintada en un mes tras dar positivo sus muestras y un afectado que lo comió

Publicidad

Tercer posible foco de listeriosis. La Junta de Andalucía informó en la tarde a ayer a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición de la declaración de una nueva alerta sanitaria por el consumo de los productos de la marca La Montanera del Sur, que produce la empresa Incarybe SL, y que está domiciliada en Benaoján (Málaga). Anteriormente, se decretó la alerta sobre Sabores de Paterna, de Cádiz; y el origen de la epidemia radica en Magrudis, en Sevilla, productora de la marca La Mechá. Se buscan conexiones entre las cepas. De momento, las de Magrudis y Sabores de Paterna tienen «una diferencia significativa» (esta última no ha provocado ningún caso de infección por listeria conocido aunque un lote de su carne mechada dio positivo).

El producto de la tercera empresa sobre la que se ha decretado la alerta es su «Chicharrón Especial», que dio positivo en una muestra tomada por los inspectores de la Junta el 6 de septiembre, después de que siete personas de una familia, natural de Palencia, acudieran al Hospital Costa del Sol con síntomas de intoxicación alimentaria tras consumir el día 4 ese producto en un restaurante de Ronda. Una de esas personas, varón de 47 años, dio positivo para listeria. Aunque tras comer el producto todos «se sintieron mal y acudieron al hospital», tres han dado negativo, y las pruebas de otros tres están pendientes de los resultados», según informó la Junta.

Como medida de precaución, la Consejería de Salud y Familias ha inmovilizado todos los productos de la marca La Montanera del Sur. La empresa cesó la producción de un modo voluntario y la Junta decretó el cierre cautelar de la factoría y la inmovilización cautelar de todos los productos de esta firma, que fue inspeccionada por última vez en diciembre de 2018.

El paciente que ha dado positivo en listeria reside en Inglaterra, país al que viajó tras hacerse la prueba y empezar a recibir tratamiento. Al conocer los resultados de los análisis, que le comunicó la Junta, acudió a un centro sanitario y se encuentra hospitalizado allí para seguir recibiendo su tratamiento. La mujer del paciente también se encuentra ingresada aunque los resultados de sus análisis no han dado positivo en listeria.

Publicidad

La Junta conoció los resultados positivos de este paciente el 10 de septiembre y ayer a las 14:00 horas supieron de la contaminación por listeria en las muestras recogidas por los inspectores tanto en la fábrica de Incarybe como en el restaurante de Ronda donde comió el chicharrón la familia afectada. El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, comunicó la declaración de la «alerta sanitaria» a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, vía telefónica durante la tarde de ayer. Cuando la Junta decretó la alerta, en este caso solo alimentaria al no haber afectados, para los productos de Sabores de Paterna, la ministra denunció que no la habían informado previamente y se enteró por la prensa, extremo que fue negado por el Ejecutivo andaluz.

Las muestras clínicas de los pacientes que comieron el producto de La Montanera del Sur y de los productos analizados de esta marca han sido remitidas al Centro Nacional de Microbiología, dependiente del Instituto Carlos III de Madrid, para que los analice. En el caso de Sabores de Paterna, uno de los siete lotes analizadas de su carne machada dio una concentración de 11.000 unidades formadoras de colonias (UFC) cuando el máximo permitido por la UE es de cien. En Magrudis, su carne mechada resultó tener 150.000 UFC, pero también dio positivo en listeria su lomo al Jerez, lomo al pimentón y crema de carne mechada, además de los carros de horneado donde se situó el posible foco de contaminación de los productos. Hasta ahora, sólo en Andalucía hay 214 casos de afectados por listeriosis causada por la carne de Magrudis, que además ha provocado siete abortos y tres muertes (todas ellas en personas de avanzada edad y con patologías previas). Se investiga si otra muerte en Granada está relacionada con el brote mientras que el Gobierno madrileño descartó ayer que el fallecimiento de un hombre de 59 años por listeriosis el pasado 20 de agosto esté relacionado con este brote ya que la cepa era diferente.

Publicidad

El brote está «en remisión» y el número de pacientes ingresados en los hospitales andaluces bajó ayer a 32, dos de ellos en la UCI, de los que 14 son embarazadas mientras que el recién nacido que estaba en estudio ha dado negativo en la infección.

El consumo de carne mechada cae un 60% pero no afecta a otros productos

El consumo de carne mechada industrial ha caído un 60%, según el secretario de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice), Miguel Huerta, quien insistió en que el brote provocado por Magrudis es un caso puntual y que la industria cárnica española trabaja con elevados estándares de seguridad y calidad, y cumpliendo estrictamente la normativa. Huerta se mostró confiado en que «a medio plazo» se revierta ese descenso de ventas de carne mechada, que no se ha trasladado al resto de productos cárnicos. También el director del Área de Microbiología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Burgos, David Rodríquez, defendió que «la industria es la primera interesada en asumir todos los controles de calidad en su proceso de producción» y explicó que la listeria «es unos de los mayores quebraderos de cabeza» porque crece en condiciones extremas y genera biopelículas que impiden a un agente detergente entrar en contacto con la bacteria. A su juicio, en este brote hubo una «concatenación de hechos desgraciados, ya que ha habido un fallo en el proceso de producción y en la verificación de los sistemas de autocontrol» de Magrudis.

Publicidad