Para reír y morir de amor

Granada estrena un festival urbano y Cádiz se lanza al poder de la danza

Granada estrena un festival urbano y Cádiz se lanza al poder de la danza

No está de moda la risa en las artes escénicas en general, se tiende siempre a una reflexión profunda, sesuda y generalmente soporífera que hace que ver bajar el telón sea un alivio. No lo dude, si se aburre salga con el mayor sigilo del patio de butacas, nadie mejor que usted se lo agradecerá cuando deje de soportar tostones adicionales a los de la vida cotidiana. Por eso destacamos hoy la apuesta por la comedia que trae durante el fin de semana el teatro Lope de Vega con este montaje que cierra su temporada. «La mentira» es una pieza de Florian Zell que se convirtió en la sensación de la escena parisina durante el año pasado gracias a una trama en la que todo encaja como un perfecto engranaje. En esta ocasión se ponen a las órdenes de Claudio Tolcacher un elenco formado por Carlos Hipólito, Natalia Millán, Armando del Río y Mapi Sagaseta, quienes se meten en una intriga matrimonial con mentiras, celos y medias verdades que acabarán con un final sorprendente. Al joven autor le avala el éxito que han cosechado sus anteriores obras «Si mueres», «El padre», «La madre» y «La verdad» en Francia e Inglaterra.

Por su parte, en la sala La Fundición, también en Sevilla, durante el fin de semana la compañía La equilibrista pone en escena su primera producción. «La casa ardiendo», con David Montero, Mercedes Bernal y Tino Van der Sman, cuestiona la realidad del amor cuando nos aferramos a él, pese a que se convierta en un freno tóxico para nuestras vidas. Bajo este título se encuentra una pareja que en un momento dado se amó pero que tras el paso del tiempo sólo se reconocen como extraños. Un montaje interesante que llega con una puesta en escena sobria que destaca por el trabajo de los actores como principal foco de energía para la trama. Basada en la obra de Tomas Tranströmer, Peter Hoeg y Sigurjón B. Sigurosson, llega al Teatro Góngora de Córdoba «Illuc» a partir de las 20:30 horas. Un interesante espectáculo donde las apariencias, como tales, se muestran cambiantes y tremendamente sugerentes. El ruido del viento sobre las hojas de los árboles, el crujir de un camino, la presencia de antiguos habitantes en una casa, pueden ser algunas de las sensaciones descritas.

También hasta el domingo el festival Circada lleva a varios espacios de Sevilla la magia que se vive en bajo una carpa pero a cielo abierto. En el eje que va desde las Setas hasta la Alameda de Hércules y en la plaza Nueva habrá que estar atentos a partir de las 20:00 horas. También en el mismo tono, Cádiz en Danza estará presente en 18 lugares emblemáticos de la mano de 37 compañías de 9 países. La cita escénica arranca mañana en la plaza de la Catedral, en Entrecárceles, la sala Central Lechera y en el Gran Teatro Falla, donde la compañía Kukai Dantza presenta el espectáculo inaugural «Oskara».

Para los amantes de la música que además se quieran olvidar del coche para ir de fiesta llega el Bull Music Festival. Una cita en pleno casco urbano de Granada que el sábado inicia su primera edición con un cartel importante en el que están Loquillo, Estopa, Mala Rodríguez, Reincidentes, Eskorzo, Hola Zulú y una importante presencia de la cantera musical granadina. La cita es mañana en la Huerta del Rosillo donde estarán instaladas dos zonas diferenciadas. También, el músico Leiva actúa esta noche en Jaén capital para presentar las canciones de su último álbum «Monstruos» con el que ha consolidado su posición en el mundo de la música tras su paso por Pereza.

Dos sugerencias de lectura para compaginar esta catarata de teatro, conciertos y artes escénicas. De un lado, «Hermanos musulmanes en Egipto» (Almuzara), de Rocío Márquez Martí, quien narra las luces y las sombras de este movimiento social islámico desde sus inicios hasta el golpe de Estado de 2013 que los sacó del poder tras la Primavera Árabe. En un contexto marcado por la inestabilidad, esta organización se convirtió en el principal movimiento de unificación islámica desde el Norte de África pero caló especialmente en el Creciente Fértil. En esta misma editorial, el periodista Pedro del Corral presenta «Desertores». Un relato bastante desconocido sobre los españoles que decidieron que no iban a participar en la carnicería que fue la Guerra Civil. Se trata de una fotografía humana que se aleja de los habituales tonos partidistas sobre los que se ha asentado la interpretación de este conflicto bélico de la historia de nuestro país.