Perfume de violetas, tributo a Carvalho

La periodista Marta Robles, colaboradora de LA RAZÓN, presenta en la Cámara de Comercio de Sevilla «A menos de cinco centímetros», su primera incursión en la novela negra

Marta Robles dialogó con Jesús Vigorra sobre su obra en la Cámara de Comercio de Sevilla (también en la imagen, el presidente de la institución, Francisco Herrero)
Marta Robles dialogó con Jesús Vigorra sobre su obra en la Cámara de Comercio de Sevilla (también en la imagen, el presidente de la institución, Francisco Herrero)

La periodista Marta Robles, colaboradora de LA RAZÓN, presenta en la Cámara de Comercio de Sevilla «A menos de cinco centímetros», su primera incursión en la novela negra

«Ese olor... ¿son violetas? Nunca había conocido a nadie que llevara el perfume a juego con el color de los ojos». Marta Robles entra por la puerta grande en su primera incursión en la novela negra, con una ambiciosa obra coral, con dos pilares clásicos, el detective desencantado y la femme fatale, en torno a los que pivota una trama muy turbia en múltiples escenarios y donde el sexo es uno de los principales protagonistas. La autora, colaboradora de LA RAZÓN, mantuvo ayer un coloquio con el periodista Jesús Vigorra en la sede de la Cámara de Comercio de Sevilla, donde presentó su último trabajo.

La mujer es Misia Rothman, la bella y sensible esposa de un multimillonario del mundo de la comunicación, que cae fascinada por Artigas, el escritor de más éxito del momento, cosmopolita, mujeriego y con un punto cínico. El detective es Roures, un ex corresponsal de guerra reciclado en investigador de infidelidades, al que, tras perder la enésima batalla de su vida, le toca reinventarse desde una modesta buhardilla de Malasaña y a quien acude la joven Katia Cohen con un sorprendente convencimiento: Artigas no solo mató a su madre, de quien fue amante, sino que ha asesinado al menos a otras tres mujeres. Una novela de alta graduación, erótica y violenta, para lectores audaces.

En palabras de Rosa Montero: «Una historia apasionada, una intriga tórrida que se lee con fruición de voyeur y que nos habla del amor y el dolor, del lujo y de su trastienda más tenebrosa».

«A menos de cinco centímetros» (Espasa) ofrece todos los ingredientes para atrapar al lector desde sus primeras páginas: mujer fatal al estilo más puro, detective desencantado, trama turbia que te absorbe y sexo jugando un papel fundamental. La novela transcurre en Madrid, Venecia, Londres, Sevilla o Nueva York. «Una novela negra de corte clásico», define Marta Robles, de sugerente título y corte clásico, «con una mujer fatal» y «un detective que fue corresponsal de guerra y tiene bastantes turbiedades». «El tercero en discordia –Armando Artigas– esconde muchos secretos», «una trama con asesinatos, intriga y un desenlace inesperado», señala. Para crear a Misia, se inspiró en «una ráfaga de perfume de violetas» homónimo. «Misia era íntima amiga de Coco Chanel y le hicieron este perfume en homenaje a su amistad» y que trae un cambio de registro hacia la novela negra, «latente en mí desde muy niña», declara, bajo la influencia infantil de Poe. «Supongo que esperaba el momento adecuado. Las historias tienen que encontrar a los autores». Rouras, «que es Robles en catalán y Carvalho en gallego», guiño y homenaje a Vázquez Montalbán. «A menos de cinco centímetros», avisa la autora, «es una distancia tan corta que puede pasar cualquier cosa».