Un cajón sin fondo con Mellet como primer «jefe» responsable

La Razón
La RazónLa Razón

Conciertos de bandas de música, chándales para el Colegio Andalucía, un Foro Jurídico al que fue invitado Baltasar Garzón, cursos de mediación de la Policía Local o una beca para un máster de diseño gráfico en Londres. Durante el anterior mandato municipal, Mercasevilla corría con gastos de todo tipo y a nadie parecía extrañarle. La funcionaria imputada Regla Pereira declaró ayer ante la juez Alaya que «existía una confusión absoluta» entre Mercasevilla y la Fundación de la propia lonja hasta el punto de afirmar que «más del 50% de las actividades y proyectos» de ésta última se apartaban de sus fines (eran «muy genéricos») y «no era una preocupación que se ajustasen o no» a ellos.

La directora de Estructuras de Mercasevilla en el periodo en el que la juez Alaya investiga, entre otros asuntos, un posible delito societario se encargaba de coordinar, «más que supervisar», las áreas de márketing, formación, prevención de riesgos laborales, la guardería y el área de caja y contabilidad y, sin embargo, no sabía hacer un asiento contable («no soy contable ni economista», dijo). Así lo admitió ayer la imputada por haber «acordado» junto a los directivos Daniel Ponce y Fernando Mellet –ya condenados por un delito de cohecho y del que fue absuelta Pereira– «la concesión de un beca sin publicidad y sin libre concurrencia, a modo de donación» a favor de Carmen Vela Maldonado, hija del presidente de la asociación de mayoristas del pescado por importe de 25.912 euros por parte de la Fundación, aunque sólo aparecen contabilizados 16.412,12 euros. Los hechos, que se remontan a julio de 2008, podrían suponer la «participación en un delito de malversación de caudales públicos y en un delito societario, entre otros».

Pereira admite que ella era la encargada y que son ciertos los ingresos realizados a favor de Carmen Vela, pero realiza una serie de matizaciones a la juez, empezando por que el nombramiento a finales de 2008 como directora de Estructuras de Mercasevilla fue «verbal» y que en relación con la beca sólo recuerda que Mellet, director general de la empresa, le indica que hay que realizar unos pagos «en concepto de promoción de estudios» y que «es un proyecto que ya él le concretará porque lo está tratando con el Patronato de la Fundación». Insiste en que no había visto «en su vida» a Carmen Vela ni sabía que fuese hija del presidente de los mayoristas. De hecho, aseguró que nunca pensó que estuviera haciendo «nada ilícito». Eso sí, se negó a responder a la Fiscalía sobre si en 2006 declaró 8.427 euros a la Fundación.

Pereira afirmó que los convenios los firmaba Antonio Rodrigo Torrijos, ex primer teniente de alcalde o el ex concejal socialista Gonzalo Crespo (ambos imputados por la venta de los suelos de la lonja), pero dijo ignorar «si eran subvenciones a actividades propias de las delegaciones del Ayuntamiento de estos señores», aunque «puede afirmar que el presidente de la Fundación era delegado de Fiestas Mayores».

Respecto a la beca otorgada a la hija del presidente de los mayoristas, Pereira admitió que se limitó a cumplir órdenes de un superior al tramitar los diferentes pagos y que siempre pidió el soporte documental para los pagos, pero Mellet no llegó a entregárselos todos. «No tomaba decisiones finales y siempre consultaba con Fernando Mellet». Y no le extrañaron los pagos ordenados porque «solía ser así». Admitió que Mercasevilla tenía «un departamento de formación desde hacía mucho tiempo y que fue una de las líneas que se promocionaron: cursos de formación continua, ocupacional, jornadas, cursos privados, etc.».

La funcionaria aseguró que «no tiene ningún ánimo de venganza respecto a Mellet, que sólo tiene mucha compasión porque a ella le consta que también tenía jefes; pero él era jefe y mandaba en Mercasevilla».