Publicidad
Publicidad
Actualidad

Alertan del peligro de la violencia machista sobre las mujeres con discapacidad en el mundo rural

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, se compromete a dar «visibilidad y la ayuda suficiente» a este colectivo, que es «el que más está sufriendo» según las últimas estadísticas

Doble vulnerabilidad ante la violencia machista. Eso es lo que sufren las mujeres con discapacidad que viven en el medio rural. Por ello, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, se comprometió a dar «visibilidad y la ayuda suficiente» a este colectivo.

Publicidad

Lo hizo durante la Jornada Mujer y Discapacidad, organizada por Cermi Mujer celebrada en el centro cultural San Agustín, en El Burgo de Osma, donde señaló que son «las que más están sufriendo», según las estadísticas.

La cita sirvió para dotar a los profesionales que trabajan en los centros de acción social (CEAS) de las herramientas para detectar casos de esta lacra social y más cuando ocurren en pequeños municipios y en este colectivo «tan sensible».

«Se esta manera se pretende detectar cuanto antes el maltrato y mejorar la atención, ya que uno de los objetivos de la Junta para esta legislatura es reforzar el sistema de información único e intensificar la formación, acercándola a más profesionales implicados en la lucha contra la violencia de género», añadió.

Además, incidió en que «queremos dar visibilidad a estas mujeres, que tienen el triple problema de, además de ser mujer, tener una discapacidad y vivir en un entorno rural, donde los casos de violencia machista tienen un cierto repunte», declaró.

Publicidad

Para la Consejería, dijo, es importante mejorar las competencias de todos los trabajadores implicados para consolidar una red coordinada que fomente la detección, la prevención y el apoyo de las víctimas».

Por otro lado, Blanco recordó que, además de las medidas de conciliación apuestan por el empleo de las mujeres emprendedoras, y por ello desde su área plantean la promoción integral de la mujer en el medio rural con un plan que aglutine todas las acciones que se realizan y permita incorporar al mercado laboral a las mujeres que un día lo abandonaron por el cuidado de los hijos o a personas mayores.

Publicidad

Por su parte, el presidente de Cermi Castilla y León, Juan Pérez, destacó que las jornadas son fruto de un convenio que permite continuar la formación de los técnicos en la Comunidad en igualdad de género con «la irrenunciable idea de que las mujeres tienen que tener las mismas oportunidades que los hombres».

En este sentido, recordó que la entidad forma en esta materia desde hace tiempo a través de un convenio con la UNED, con un título propio, para educar a personas con discapacidad.