Ávila lanza una tarjeta única para conocer todos sus monumentos a mitad de precio

La muralla es el monumento más conocido y de obligada visita en Ávila
La muralla es el monumento más conocido y de obligada visita en Ávila

«Visitávila». Así se llama la tarjeta turística única que hoy presenta el alcalde de la capital, Miguel Ángel García Nieto, en el Centro de Recepción de Visitantes de la capital amurallada. Una iniciativa en la que viene trabajando el Consistorio durante el último año y que permitirá ofrecer a los turistas descuentos fijos sobre los precios habituales de los ocho espacios más visitados de la ciudad.

En concreto, el Ayuntamiento ha ideado dos modalidades de este carné, que tendrá un coste, en su versión familiar, de 25 euros, y que dará cobertura a dos adultos y a niños menores de doce años, y de trece euros, si es una sola persona la que lo adquiere, en la versión individual.

De esta manera, el viajero podrá ahorrarse casi la mitad del precio que debería abonar si fuese, uno por uno, recorriendo los monumentos. Concretamente, el visitante podrá acceder a la Catedral -cuya entrada actualmente cuesta cuatro euros-, Santo Tomás (cuatro euros), la Muralla -cinco euros-, el Centro del Misticismo -2,5 euros-, el Museo del Convento de La Santa -dos euros-, La Encarnación (dos euros), San Vicente -dos euros- y el Museo Provincial -1,2 euros- haciendo frente a un único desembolso.

De modo que, en lugar de pagar 22,70 euros -la suma de esas visitas a estos lugares de manera independiente-, el viajero gastará 12,5 o 13 euros, dependiendo de la tarjeta que compre.

La validez temporal de la misma será de 48 horas, tal como se indica en ella, y no tendrán que adquirirla las personas censadas en la capital del Adaja, dado que no pagan por acudir a los monumentos con que cuenta su ciudad, reconocida como Patrimonio de la Humanidad.