Carnero ofrece préstamos y exenciones fiscales para hacer frente a la sequía

El consejero de Agricultura plantea un trabajo común contra la plaga de topillos y rechaza la lucha química

El consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, durante la reunión que ha mantenido con los representantes de las organizaciones agrarias
El consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, durante la reunión que ha mantenido con los representantes de las organizaciones agrarias

Manos a la obra desde el primer día. El nuevo consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, mantuvo su primer encuentro con los representantes de las organizaciones agrarias, apenas cuarenta y ocho horas de su nombramiento, para estudiar distintas medidas con el fin de ayudar a los agricultores y ganaderos castellanos y leoneses, ante los problemas que están viviendo en las últimas semanas por la sequía y por lo que empieza a ser un repunte de topillos.

En este sentido, Carnero, planteó en este primer encuentro del Consejo Agrario la posibilidad de llevar a cabo, de la mano del Ministerio, la puesta en marcha en el anticipo de ayudas directas, exenciones de impuestos y tasas y una línea de préstamos, similar a la que se puso en marcha hace dos años. Además, indicó que uno de los retos que se plantea la Junta es el de liderar, junto con el Gobierno de España, una propuesta para conseguir unos «seguros más atractivos» para los profesionales.

Durante su intervención, el consejero detalló que los efectos de la falta de agua se están notando más en la zona occidental de las provincias de Ávila, Salamanca y León; en la zona de Campos de Palencia y Valladolid, así como en la zona de la Sierra de la Demanda en Burgos y el Bajo Duero en Zamora, con unos rendimientos que decrecen, en relación al pasado año que van desde el 20 al 50 por ciento.

De esta manera, Jesús Julio Carnero apuntó la puesta en marcha de distintas medidas, como pueden ser la tramitación de los anticipos de ayudas directas para que pasen del 50 al 70 por ciento a partir del mes de octubre o que se pueda recibir el 85 por ciento de las subvenciones agroambientales en distintas zonas de montaña.

En relación a la plaga de topillos, el consejero rechazó la petición realizada por parte de coordinador de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, de la quema de rastrojos y del tratamiento químico contra los roedores, por ser prácticas prohibidas.

Ante la alarma generada por los representantes de las opas, que señalaron que «nos encontramos a las puertas de una nueva plaga» y exigieron «responsabilidades» por no haber actuado a tiempo, el consejero afirmó que estamos ante un repunte, y que ya se han tomado distintas medidas como la limpieza de cunetas de titularidad regional, con más de 500 kilómetros, y el volteo de tierras. Además, indicó que se hace necesario una mayor coordinación entre las distintas administraciones como la Confederación Hidrográfica del Duero.