Castilla y León bate un nuevo récord en las exportaciones agroalimentarias

Así lo asegura la ministra Isabel García Tejerina, quien también expresa la voluntad del Gobierno de España de aumentar los embalses

García Tejerina conversa con Ángel de las Heras en presencia de María José Salgueiro, Jesús Julio Carnero y Milagros Marcos
García Tejerina conversa con Ángel de las Heras en presencia de María José Salgueiro, Jesús Julio Carnero y Milagros Marcos

Pese a las adversas condiciones meteorológicas del pasado año, con una fuerte sequía que ha hecho mella en el campo, España, en general, y Castilla y León, en particular, han batido el récord de exportaciones de productos agroalimentarios. También se ha ganado en riqueza y nivel de vida de los agricultores y ganaderos, y en el valor de la producción final mientras que el sector agrario y la agroalimentación han pasado de suponer ya el 10 por ciento del Producto Interior Bruto de España.

Así lo ponía ayer de manifiesto la ministra de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, la vallisoletana Isabel García Tejerina, durante su participación en un foro sobre el campo organizado por periódico «El Norte de Castilla» en Valladolid, donde destacaba los más de 50.000 millones de euros vendidos al extranjero en productos agroalimentarios por las empresas españolas el pasado año.

En su intervención, la ministra defendía la fortaleza de este sector en la Comunidad, animaba a los profesionales del campo a seguir trabajando como lo están haciendo, y confiaba en que este 2018 sea más benévolo en lo climatológico.

Ante la escasez de agua debido a la sequía y la petición que hacía recientemente Castilla y León al Gobierno de que se pongan en marcha embalses para aumentar la capacidad de almacenamiento de agua ante periodos de escasez, la ministra aseguraba que el Ejecutivo tiene voluntad de incrementar esta capacidad.

Recordaba que existe un plan hidrológico aprobado desde la pasada legislatura para la Cuenca del Duero que se quiere retomar, y especialmente en los lugares donde más falta hace, como son las cuencas del Órbigo y del Carrión, y explicaba que están trabajando con la Junta de Castilla y León en las evaluaciones ambientales de estas infraestructuras. «Los proyectos están definidos y nos estamos adaptando a las exigencias medioambientales, decía la ministra, a la vez que insistía en que son muchos los planes sobre la mesa y muchas las inversiones que se necesitan, «pero que también hay voluntad de llevarlo a cabo, que es lo más importante». Mientras tanto, García Tejerina recordaba la importancia de «cuidar» del agua y utilizarlo con «sentido común» por su importancia en el Medio Ambiente.

La ministra anunciaba también que se está intensificando la modernización de los regadíos, aunque aún faltan 800.000 hectáreas para culminar el proceso en todo el país; afirmaba que lo que más preocupa al Gobierno es favorecer el rejuvenecimiento del campo; y volvía a defender la necesidad de una PAC «fuerte» y con presupuesto para dar estabilidad económica y social al sector.