Conrado Íscar pide más visibilidad para el mundo rural en los Premios de Periodismo Provincia de Valladolid

El presidente de la Diputación destaca que es «esencial que el derecho a la libertad de expresión llegue a todos los territorios» en un acto donde se reconoce el trabajo de las periodistas Montse Serrador y Raquel Abad y del fotógrafo Alberto Mingueza

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, con los periodistas premiados: Montse Serrador, Raquel Abad y, Alberto Mingueza, junto a Joaquín Díaz y la imagen galardonada
El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, con los periodistas premiados: Montse Serrador, Raquel Abad y, Alberto Mingueza, junto a Joaquín Díaz y la imagen galardonada

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, reclamó una mayor visibilidad para el mundo rural durante la entrega de los 23º Premios de Periodismo Provincia de Valladolid, que se celebró en el castillo vallisoletano de Fuensaldaña. Durante su intervención, y tras poner en valor el trabajo de los premiados, Íscar agradeció la apuesta de los premiados «por ayudar a hacer visible a nuestras gentes, con sus anhelos, sus problemas, sus ilusiones o sus iniciativas» y para ello, destacó, que se hace necesario el «papel cómplice» de los medios de comunicación.

En este sentido, indicó que «es esencial que ese derecho a la libertad de expresión, a la información, llegue a todos los territorios no solo de una manera teórica. La visibilidad que aportan los medios de comunicación sirve para hacer una sociedad mejor, más justa y, al mismo tiempo, ayuda al desarrollo de esa misma sociedad». Por ello, afirmó que «les necesitamos para demostrar que lo que ahora denominamos la España vacía es, en realidad, una España llena de oportunidades». Además, Conrado Íscar defendió que la «la altura y la grandeza de la misión de comunicar la verdad se pone de relieve de manera especial en aquellos contextos en los que este derecho falta. Si la libertad es la capacidad de elegir el bien, la libertad de expresión, ampara el derecho a comunicar el bien, excluyendo lo que pueda ofender, violentar o enfrentar a personas y grupos y también quien falta a la verdad».

Por último, defendió la existencia de los Premios de Periodismo Provincia de Valladolid al señalar que «apostar por el reconocimiento del periodismo de calidad, libre y veraz, y su implicación en la defensa de nuestro mundo rural, es también nuestro compromiso como Diputación Provincial, siempre al servicio de nuestros pueblos».

Montse Serrador, del diario ABC de Castilla y León, recibió el Premio de Periodismo Provincia de Valladolid por su trabajo «¿Y después de la huelga qué?», y durante su intervención hizo una reivindicación de la mujer rural y de la España vaciada y recalcó lo difícil que es vivir en la actualidad en los pequeños pueblos de Castilla y León. Raquel Abad, de Europa Press, logró el accésit con su reportaje «La Escuela de Danza de Valladolid se mueve al compás de un cromosoma extra», e hizo un alegato a los periodistas veteranos que escuchan a los profesionales jóvenes. Y, finalmente, Alberto Mingueza, recibió el Luis Laforga de fotografía por una imagen de Joaquín Díaz en Urueña.