El Archivo de Salamanca recuperara fondos que no se hayan podido restituir a sus propietarios

El ministro José Guirao da su palabra a la consejera García Cirac y al alcalde Fernández Mañueco

La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se reúnen con el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao.
La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se reúnen con el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao.

El Archivo de Salamanca recuperará aquellos fondos bibliográficos, en manos de la Generalitat, que no se hayan podido restituir a sus propietarios. Y será en el primer trimestre del año como se comprometió el ministro de Cultura, José Guirao, tras mantener una reunión en Madrid con el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, María Josefa García Cirac.

Además Guirao también informó que su Ministerio va a dar luz verde a nuevos cambios legislativos para que se produzcan más devoluciones; que cualquier petición de la Generalitat se va circunscribir a los documentos ya revisados en el Patronato antes de 2014 y siempre en cumplimiento estricto de lo que marca la Ley aprobada en 2005.

En este sentido, explicó que existe una serie de documentación -identificada en un listado remitido en julio de 2017- que se transfirió a Cataluña y que era de particulares y que, por ausencia de herederos o representantes «debe volver a Salamanca», recordó Guirao, sin olvidar que «de acuerdo a la última revisión técnica de 2014, hay algunos documentos que tendrían que ir a Cataluña. «Aquellos solicitados por la Generalitat y que no se encuentran amparados por la normativa, no entran ahora en discusión», remarcó.

En este sentido, Guirao explicó que «queda muy poco para terminar su cumplimiento» ya que en base a los criterios que marca la Ley «quedaría por devolver muy poquita documentación».

Otro de los compromisos pasa por potenciar el Centro Documental de la Memoria Histórica, ubicado en la capital salmantina, con una ampliación de sus contenidos. En este último apartado, el ministro indicó que se quiere crear el «recinto más completo de un periodo histórico que iría de la II República a la Transición.

Satisfacción

El alcalde de Salamanca mostró su «alegría» por un acuerdo que beneficia a todas las partes y definió a la ciudad salmantina como «un lugar que apuesta siempre por la tolerancia y la concordia», aunque reconoció la controversia que ha generado en los últimos años la salida de documentos del archivo.

Con contundencia afirmó que «no van a salir papeles de la calle Gibraltar distintos de los amparados por la ley de 2005», y en una mirada al futuro, celebró «la apuesta del Gobierno» por un recinto que se verá incrementado su número de fondos y proyectos. Una cuestión que se debatirá en el próximo Patronato del Centro Documental que se reunirá previsiblemente en el mes de enero.

Por su parte, la consejera de Cultura y Turismo manifestó su satisfacción por los acuerdos alcanzados para recuperar documentos y por el futuro del Centro de la Memoria Histórica con el objetivo de convertirlo en un gran Archivo nacional.