El Gobierno Herrera refuerza los medios de la policía para controlar el juego en Castilla y León

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, entrega nuevos equipos

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, acompañado por el Jefe Superior de Policía, Jorge Zurita, entrega a los agentes los nuevos equipos
El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, acompañado por el Jefe Superior de Policía, Jorge Zurita, entrega a los agentes los nuevos equipos

El Gobierno que preside Juan Vicente Herrera refuerza los medios de la policía para controlar el juego privado en Castilla y León. El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, acompañado del Jefe Superior de Policía de nuestra Comunidad, Jorge Zurita, entregó a las brigadas mini ordenadores portátiles con conexión a Internet para que puedan acceder, en tiempo real, a la nueva aplicación informática, a través de la cual se gestiona toda la competencia en la Región.

El objetivo prioritario es mejorar la realización de las labores propias que conlleva el control e inspección del juego. Se trata de un sistema pionero, único en toda España, siendo la Comunidad Autónoma que dota a sus servicios de inspección de estas tecnologías punteras.

Este novedoso método aporta a los servicios de inspección y control del juego y de las apuestas numerosas ventajas en el momento de desempeñar sus funciones, tales como agilizar en tiempo sus labores de inspección y control; acceder a los registros de modelos de máquinas homologadas y material de juego, de empresas y de prohibidos; acceder a la información de los establecimientos; o confeccionar las actas de inspección.

A su vez, permite minimizar los posibles errores al realizar las inspecciones y, a la Consejería de la Presidencia, conocer, en tiempo real, todas las inspecciones que se están practicando.

En este sentido, De Santiago-Juárez señaló que una media de 70 de las más de 10.500 inspecciones anuales que la Policía Nacional realiza en el sector del juego de Castilla y León acaban en sanciones administrativa.

Por ello, agradeció la labor que desempeñan las Brigadas de juego y el Servicio Central de Control de Juegos de Azar en Castilla y León, «sin cuya colaboración en la vigilancia, inspección y control de la actividad del juego privado no sería posible contar con un sector tan regulado y normalizado como el que podemos decir que tenemos en nuestra Comunidad».

Las cosas bien hechas

El vicepresidente aseguró que «las cosas se están haciendo bien», tanto por parte de los empresarios como por parte de la administración, y aseguró que mientras en España el 0,3 por ciento de la población tiene prohibida la entrada a casinos y salas de juegos por problemas de adicción al juego, en Castilla y León este problema tiene una menor dimensión, dado que sólo son 600 personas, cuando si se aplicara el porcentaje nacional «estaríamos hablando de unas 6.000».