El líder del PSOE, Villarrubia, reconoce la falta de credibilidad de su partido

El dirigente socialista asegura que es necesario «recuperar la propia identidad»

Julio Villarrubia atiende a los medios durante un acto de la Memoria Histórica en Palencia
Julio Villarrubia atiende a los medios durante un acto de la Memoria Histórica en Palencia

El secretario general del PSCyL, Julio Villarrubia, ha afirmado, en el día en que se cumple un año como representante de los socialistas de Castilla y León, que su partido pasa un momento «difícil» y que acomete «un periodo de recuperación de su identidad» para recobrar en la calle la credibilidad perdida.

Lo ha dicho en Palencia, durante su participación en un acto de homenaje organizado por la Asociación de la Memoria Histórica de Palencia, coincidiendo con el aniversario de la II República y de la elección del palentino como secretario general en Castilla y León. En declaraciones a los periodistas, ha afirmado que la situación del PSOE es similar a la que atraviesa la sociedad española en este momento.

«Es un momento difícil para mi partido. Venimos de varias derrotas electorales, con unos castigos tremendos, el último en noviembre de 2011», ha reconocido el socialista. Por ello, ha señalado que el reto actual está en «recuperar la propia identidad y nuestras propuestas para intentar recuperar en la calle la credibilidad que hemos perdido».

Una tarea que requiere «grandes esfuerzos» pero que va en la línea de «posicionarnos claramente al lado de la gente», con propuestas como la de la reforma fiscal y la de lucha contra el desempleo, entre otras, ha concluido.

Memoria Histórica

Por otra parte, Julio Villarrubia, consideró que es «un buen momento» para que se retomen las ayudas públicas e ir cerrando «con normalidad democrática» los episodios de la memoria histórica. Así lo ponía de manifiesto en la inauguración en Palencia de un monolito en homenaje a un grupo de represaliados de la Guerra Civil cuyos cuerpos fueron recuperados en la zona del puente de Don Guarín.

El dirigente socialista tuvo un especial recuerdo de homenaje a todas las familias de las víctimas y para quienes han trabajado de forma voluntaria y desinteresada «incluyendo esfuerzo económico, que no es el más importante, para que esta injusticia del olvido no se mantenga en el tiempo».

Al respecto recordó, en un acto que concidía con el aniversario de la II República, la necesidad de que, como con el anterior Gobierno, haya partidas en los Presupuestos Generales del Estado para seguir con la tarea de apoyo a la memoria histórica. «El dinero que se destine siempre es insuficiente pero es preciso contar con ese apoyo en el marco de una tarea democrática», arguyó.