El PP insiste al Gobierno que elimine el copago de medicamentos en hospitales

El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, dialoga con Herrera, Fernández Carriedo y De Santiago-Juárez en un pleno de las Cortes
El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, dialoga con Herrera, Fernández Carriedo y De Santiago-Juárez en un pleno de las Cortes

El Grupo Parlementario Popular de las Cortes e Castilla y León ha presentado una Proposición no de Ley que se debetirá esta semana en el Parlamento regional, en la que apoya la posición manifestada por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en realción con la resolución del pasado mes de septiembre de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones.

Por ello, instan a la Junta a solicitar al Gobierno de la nación que deje sin efecto la mencionada resolución por la que se procede a modificar las condiciones de financiación de medicamentos incluidos en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud mediante la asignación de aportación del usuario, relativa a la dispensación ambulatoria de medicamentos en hospitales.

El pasado 19 de septiembre de 2013, el Boletín Oficial del Estado publicaba la resolución por la que se procedía a modificar las condiciones de financiación de medicamentos incluidos en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud mediante la asignación de aportación del usuario. La mencionada resolución regula, en una lista de medicamentos de dispensación ambulatoria en los hospitales, el cálculo de aportación del 10 por ciento del precio, con un máximo de 4,20 euros.

El presidente Juan Vicente Herrera ha mostrado su oposición a la citada normativa sobre la base de que para estos casos no pueden resultar de aplicación el criterio de la racionalización del uso, por cuanto no pueden establecerse nuevas pautas de conducta en la utilización de medicamentos de dispensación ambulatoria en hospitales, que necesariamente tienen que disponer estos enfermos.

Además de criterios de justicia y coherencia, tendría una escasa repercusión en términos de ahorro de gasto público y añadiría una gran complejidad en la gestión de las aportaciones correspondientes, según explica el Grupo Parlamentario Popular a través de un comunicado.

Por ello, indican que «resulta conveniente que las Cortes de Castilla y León apoyen la posición de Comunidad manifestada sobre esta cuestión por el presidente Herrera».

Tras conocerse esta intención por parte del Gobierno, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Afuado, ha mostrado la oposición de la Junta a esta normativa, debido a que supone un ínfimo ahorro en los gastos anuales de la Consejería y que sería hacer un esfuerzo muy importante a personas que realmente necesitan de estos medicamentos. También negó que el haber recibido una «reprimenda» desde el Ministerio de Sanidad por esta oposición.