El PSOE pone el grito en el cielo por el traslado de médicos rurales a la ciudad

La Razón
La RazónLa Razón

Dice el refranero popular que «lo que mal empieza, peor acaba». Y la futura negociación entre populares y socialistas para analizar cómo afecta la reforma local aprobada por el Gobierno de España a la Ley de Ordenación Territorial de Castilla y León, no acaba más que empezar y ya han saltado las primeras chispas, que no auguran un mejor desenlace.

La propuesta de reestructuración del mapa de Atención Primaria realizada por la Consejería de Sanidad, que pretende el traslado de alrededor de 250 médicos que trabajan en centros de salud, ambulatorios y consultorios locales hacia las ciudades, no sólo no ha sentado nada bien en el PSOE de Castilla y León, sino que además ha calentado un poco el ambiente en vísperas de esta negociación entre populares y socialistas. Su secretario general, Julio Villarrubia, rechazaba ayer de plano este propuesta que ve «incompatible» con lo que defiende el PSOE y, «sin querer condicionar» dicha negociación, lanzaba un aviso a navegantes, en este caso a la Junta y al PP: «los socialistas no estaremos en ningún acuerdo que suponga reducción de derechos o recortes de servicios públicos esenciales, como son la Sanidad, la Educación o los Servicios Sociales».

Más cauto, pero también más generoso se mostraba el secretario general de CCOO en Castilla y León, Ángel Hernández, quien hacía un ejercicio de pedagogía para tratar de entender esta propuesta desde la racionalidad de los servicios públicos, si bien dejaba claro también que esta medida no llega en el mejor momento por el contexto actual ni ayuda tampoco a la negociación y al acuerdo entre los dos partidos.

Por ello, el dirigente sindical pedía a la Junta que tenga más prudencia a la hora de proponer cuestiones de este tipo encima de la mesa, pero también que reconduzca estos planteamientos «si no quiere poner palos en las ruedas para que el carro del consenso no ande».

Asimismo, Julio Villarrubia confirmaba que los representantes del PSOE que estarán en las negociaciones serán los tres ponentes que participaron en la reforma de Ley de Ordenación del Territorio (Francisco Ramos, Ana Redondo y Fernando Pablos), así como el secretario de Organización, Julián Simón de la Torre, el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, José Francisco Martín, y el asesor del partido en las Cortes. Igualmente, Villarrubia afirmaba que tanto él como Óscar López también estarán al tanto de todo cuanto ocurra en las negociaciones y estarán a disposición de ese grupo de trabajo para que lo que sea necesario.

Por otro lado, el líder regional del PSOE denunciaba también los «silencios clamorosos» de quién gobierna, así como el hecho de que haya pendientes muchas comparecencias de miembros del Gobierno regional en las Cortes. «¿Qué miedo tienen en dar explicaciones si han actuado de forma correcta?», se preguntaba Villarrubia, mientras recordaba que de momento sólo están pidiendo explicaciones y no responsabilidades, y destacaba la necesidad de empezar a regenerar la política a través del buen funcionamiento democrático.