El volteo del suelo agrícola da sus frutos frente al topillo

El consejero Jesús Julio Carnero avala también el perfilado y limpieza de caminos y los nidos para rapaces

Carnero, Llorente, Armisén y Dujo, entre otros, vsitan los campos afectados por los roedores en Autillo de Campos
Carnero, Llorente, Armisén y Dujo, entre otros, vsitan los campos afectados por los roedores en Autillo de Campos

En la provincia de Palencia están preocupados por la plaga de topillos campesinos que está azotando al campo, especialmente en los municipios de la Tierra de Campos palentina, como es el caso de Autillo de Campos, donde, según advertía ayer su alcalde, Ángel Castro, el roedor está causando numerosos problemas económicos a la agricultura.

También avisa de que está generando cierta alarma social después de que se hayan confirmado varios casos de tularemia, una fiebre muy infecciosa que se da en los conejos y en diversos roedores, y de otra veintena más que están en estudio.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, visitaba varios terrenos agrícolas de esta localidad, primero para reunirse con agricultores y alcaldes de la zona para conocer la situación y seguir avanzando en las medidas que se están llevando a cabo, y, en segundo lugar, para comprobar «in situ» lo que se está haciendo frente al topillo campesino. Una visita que realizaba en compañía, entre otros, de la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén; del viceconsejero de Desarrollo Rural, Jorge Llorente; o del presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo.

Allí, Carnero constataba el buen hacer y los frutos que están dando algunas de las actuaciones que se están llevando a cabo para plantar cara a estos roedores. Y ponía como ejemplo el volteo o arado de suelo agrícola para destruir las huras de los topillos, como una de las más importantes y eficaces y, además, «sin afectar a las ayudas de la Política Agraria Común».

Asimismo, el consejero avalaba también la contundencia de la limpieza y perfilado con medios mecánicos de las cunetas de caminos y carreteras y en las vías ferroviarias para eliminar los hogares de los roedores, así como la destrucción de huras en las zonas de servidumbre de cauces, canales y acequias y recogida de los cadáveres de topillos en las infraestructuras de la Confederación Hidrográfica del Duero.

Igualmente, destacaba la colocación de distintas cajas -hasta un total de cincuenta en esta zona de Tierra de Campos que se elevan a quinientas en toda la Comunidad- en las que anidan y se asientan diferentes especies de rapaces, como lechuzas y cernícalos, que están también aportando su granito de arena para reducir la población de estos roedores y, de paso, fomentar la biodiversidad.

Ángeles Armisén, por su parte, agradecía al nuevo consejero que se esté ocupando desde sus primeros minutos por este problema «que preocupa mucho en Palencia,» y aseguraba que la Diputación Provincial está actuando en los terrenos de su titularidad y apoyando a los ayuntamientos.

Finalmente, Dujo llamaba la atención de que estas medidas se tenían que haber llevado a cabo en febrero o marzo para prevenir. «Estas labores hay que hacerlas todos los años, y especialmente en esta zona, donde siempre suele iniciarse la plaga», aseguraba el líder agrario.