Facilidades para el acceso a la propiedad de casas de protección oficial de la Junta

El consejero de Fomento, Antonio Silván, confirma que la iniciativa se pondrá en marcha a partir de septiembre
El consejero de Fomento, Antonio Silván, confirma que la iniciativa se pondrá en marcha a partir de septiembre

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente abrirá a partir de septiembre el proceso para facilitar el acceso a la propiedad de las viviendas de protección que ha promovido la Junta en los últimos años. Durante un año, los 13.400 titulares de estas VPO, tanto en régimen de alquiler, como de venta, podrán amortizar de forma anticipada las cantidades restantes y beneficiarse de descuentos que oscilan entre el diez y el 30 por ciento, en función de la renta de los solicitantes, informa Ical.

El departamento de Antonio Silván está ultimando el decreto que aprobará en cuatro meses, tras superar el proceso de información pública. El texto permitirá por un lado captar recursos a la Junta de Castilla y León, que financia la adquisición de la vivienda, y por otro allanar el camino para acceder a la propiedad a sus inquilinos, que conseguirán una plena disposición de la casa, según explicaron a Ical fuentes de la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo.

Se trata de una iniciativa novedosa en Castilla y León, que se ofrecerá durante 12 meses, a partir del otoño, si bien el Ejecutivo autonómico ya permite la amortización anticipada de la cantidad adeudada, aunque sin ninguna rebaja. Por ello, el Gobierno autonómico persigue con esta medida resolver los contratos de compraventa y alquiler con opción a compra que mantiene vigente, al tiempo que las familias consiguen un ahorro si saldan su deuda en su sólo pago.

Fomento estima que recurrirán a la amortización anticipada los titulares de viviendas que estén a punto de terminar de pagarlas. La Consejería explicó que esta medida pretende dar respuesta a los cambios de situación económica en las familias, que les hayan permitido tener capacidad de ahorro. También indicó que el Ejecutivo está renegociando las cuotas con aquellos que no pueden pagarlas por la situación de crisis, lo que ha evitado que sean desahuciados.

Para aquellas viviendas que están en alquiler, el precio de venta será el precio vigente de esa vivienda en el momento de la presentación de la solicitud, al que se le aplicará un descuento. La rebaja oscilará entre el diez y el 30 por ciento de las cantidades pagadas en concepto de renta, sin que en ningún caso su valor, una vez aplicada la correspondiente deducción, sea inferior al 50 por ciento del precio de venta.

Asimismo, a los titulares de un contrato de compraventa sobre una vivienda de protección pública de promoción directa que soliciten la amortización anticipada total de dicha vivienda se les hará una deducción sobre las cantidades pendientes de amortizar. Será del 30 por ciento si los ingresos familiares son inferiores a 1,5 veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples); de un 20 por ciento si son superiores a 1,5 veces el indicador, pero inferior a 2,5 veces, y a partir de este nivel del diez por ciento.

El decreto de Fomento establece que para acogerse a esta medida se deberá estar ocupando la vivienda; tener fijada su residencia habitual y permanente en la vivienda; encontrarse en el momento de la solicitud al corriente de pago de las cuotas devengadas de acuerdo con el régimen legal aplicable, o en su caso, al corriente del pago del alquiler; y, por último, no deber ninguna cuota de la comunidad de propietarios, así como impuestos o tributos.