Política

García Tejerina defiende que los servicios vayan donde están las personas y no al revés

La número uno al Congreso por Valladolid asegura que el PP garantizará la igualdad de oportunidades

García Tejerina visita Aspaym en Valladolid junto a Jesús Julio Carnero, Ángel de Propios y Francisco Sardón, entre otros
García Tejerina visita Aspaym en Valladolid junto a Jesús Julio Carnero, Ángel de Propios y Francisco Sardón, entre otros

La candidata del PP al Congreso de los Diputados por Valladolid, Isabel García Tejerina, considera que el problema de la despoblación en el medio rural se puede voltear, pero que para ello es imprescindible que los que viven y trabajen en los pueblos reciban la asistencia que demandan.

«El medio rural no sólo requiere de la agricultura, sino también de administraciones que vayan a los pueblos a satisfacer estas necesidades porque si son las personas las que tienen que desplazarse al final lo que ocurre es que acaban abandonando esos lugares», señala la ex ministra. Palabras en referencia a la manifestación de la España vaciada del pasado domingo en Madrid, con las que rechaza que se esté pidiendo a los ciudadanos que abandonen los pueblos para poder recibir servicios.

García Tejerina se expresaba así durante la visita a la sede de la asociación de Parapléjicos de Personas con Gran Discapacidad Física (Aspaym) en Valladolid, junto con el presidente del PP de Valladolid, Jesús Julio Carnero, y el portavoz popular en el Ayuntamiento, José Antonio Martínez Bermejo. Allí, situaba al PP como el «partido de las personas» y el que «garantiza» la igualdad de oportunidades. «No importa la opción de vida ni tampoco las circunstancias; todos merecemos un empleo y la oportunidad de un desarrollo personal y social pleno», insistía la candidata al Congreso.

También recordaba que durante la etapa de gobiernos del PP de Rajoy se triplicó el número de personas con discapacidad que logró un empleo, en concreto, 225.000 personas, y tras reconocer la labor de la Junta en la gestión de los Servicios Sociales, ponía como ejemplo a la capacidad de lucha y afán de superación de las personas con discapacidad y llamaba a la sociedad e instituciones a seguir esforzándose «porque no todo está hecho».

Y se comprometía a ser «portavoz» ante quienes tengan responsabilidad para trasladar las demandas de una organización, en referencia a Aspaym, por cuyo trabajo aseguraba sentir una «profunda admiración».