Política

La Aldaba celebra su 34 Semana Cultural con una programación de lujo

El silencio y respeto en todas las conferencias son la seña de identidad de esta cita que busca atraer al público joven

El periodista deportivo Tomás Guasch inaugura la jornada
El periodista deportivo Tomás Guasch inaugura la jornada

Una de las Semanas Culturales más esperadas de Castilla y León ya está aquí. Se trata de la organizada por la peña La Aldaba del municipio vallisoletano de La Pedraja de Portillo que vuelve a su formato tradicional, empezando mañana lunes, y culminará con una actuación musical el próximo sábado.

El encargado de abrir tan celebrada cita, en su XXXIV edición, será el periodista deportivo de la COPE Tomás Guasch, quien impartirá la conferencia «Un Tabarnés en La Pedraja de Portillo» y se llevará las risas de los cientos de asistentes así como un buen lote de productos de la tierra.

Le seguirán el martes el también periodista Miguel Ángel Moncholi y el corredor de encierros Miguel Ángel Castander, devolviendo a la peña ese caracter taurino con el que nació y que la sigue caracterizando, tal como recuerda a LA RAZÓN su presidente, Aurelio Martín.

El miércoles será el turno del periodista Eduardo García Serrano con su conferencia «Orígenes del separatismo español», quien decerá el turno al periodista y poeta Jesús Fonseca, anterior delegado de este diario, quien dará voz a Machado 80 años después.

La Sanidad también tendrá su espacio en esta Semana Cultural. Lo hará de la mano de la médico especialista en ginecología y obstetricia Elsa Arias, que «dio sus primeros pasos en nuestra peña», según asegura Martín, y que tratará las claves para una correcta prevención de enfermedades en la mujer.

El fin de fiesta llegará el sábado con la actuación musical de la Cofradía San Saturnino de Pamplona, que reunirá sobre el escenario entre 14 y 16 personas, los «tunos eternos», para hacer las delicias de todos con sus habaneras, rancheras y pasodobles a petición del público, que quedó tan entusiasmado con su espectáculo en ediciones anteriores que pidió su vuelta.

A lo largo de estos 34 años «nunca ha habido que suspender ninguna cita», recuerda orgulloso Aurelio Martín «con la misma ilusión que el primer año», y quien destaca el «gran silencio y respeto» que se apodera de la sala cuando suben a sus tablas los afamados ponentes.

«Llenamos siempre, cada tarde se congregan 150-160 personas» dispuestas a ejercer el arte de la escucha ante los profesionales que se abren para mostrar lo mejor de si mismos y de sus conocimientos, afirma el presidente de la Peña La Aldaba.

Finalmente, reconoce que el público es mayoritariamente mayor, por lo que uno de sus objetivos pasa por atraer a gente joven, lo que espera conseguir en esta ocasión con Guasch.