La Alta Velocidad unirá Salamanca y Zamora con Madrid en año y medio

Salamanca, Zamora y Medina del Campo estarán unidas con Madrid, gracias a la Alta Velocidad en 2015, según anunciaba la ministra de Fomento, Ana Pastor y el director de Adif, Antonio Gutiérrez. El nuevo ramal entre Olmedo (Valladolid) y Zamora entrará en servicio en 2015, fecha en la que también finalizarán las obras de electrificación de la línea convencional de Medina a Salamanca.

Ana Pastor realizaba estas declaraciones durante una visita a las obras del corredor AVE a Galicia en Medina del Campo. En el nuevo vial de Alta Velocidad se está colocando la última capa de baslasto, las traviesas y el carril, para en una segunda actuación instalar los sistemas de energía, seguridad, control del tráfico centralizado y cuadro de telecomunicaciones, informa Ical.

Con esta actuación, la comarca de Medina del Campo recuperará 50 años después la «pujanza» ferroviaria gracias a la electrificación de la línea convencional Medina-Salamanca-Fuentes de Oñoro y su conexión con el corredor de Alta Velocidad Madrid-Galicia. Pastor subrayó la importancia que tendrá para el tráfico de mercancías entre Portugal, España y Europa la electrificación de la línea entre Medina y Salamanca, una obra que mejorará la circulación de trenes de viajeros, que cubrirán el trayecto entre la ciudad del Tormes y la capital de España en unos 86 minutos. Obras que supondrán una inversión de 49 millones, si bien con las actuaciones complementarias se elevará hasta los 70.

Por otra parte, la ministra de Fomento aseguró que la Autovía del Duero (A-11), que comunicará Soria con Valladolid y la frontera portuguesa es una «prioridad», si bien añadió que se «irá haciendo cuando las necesidades presupuestarias lo permitan». No obstante, admitió que se trata de una «infraestructura necesaria» ya que supondrá contar con una vía de alta capacidad, alternativa a la carretera N-122.

Minutos después de estas declaraciones, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, destacaba el compromiso de la ministra con las infraestructuras ferroviarias y viarias de Castilla y León, como la Autovía del Duero. Sobre esta vía, valoró que sea una preferencia para el Gobierno, aunque admitió que es «evidente» que con los «recursos escasos» se tienen que atender las obras ya iniciadas. Silván destacó la inversión de casi 1.300 millones de euros de inversión en Castilla y León el próximo año que afectará a las líneas ferroviarias Olmedo-Zamora-Puebla de Sanabria-Orense; Valladolid-Palencia-León y Venta de Baños-Burgos.