La celebración del Corpus Christi saca en procesión la Eucaristía por Castilla y León

Las procesiones y tradiciones del Corpus se volvieron a vivir en Castilla y León
Las procesiones y tradiciones del Corpus se volvieron a vivir en Castilla y León

Las ciudades de Castilla y León celebraron la festividad del Corpus Christi con solemnes eucaristías y procesiones. Este año, las temperaturas suaves, e incluso la amenaza de lluvia, no impidieron que esta conmemoración religiosa congregara a cientos de fieles, que acompañaron al cortejo que llevó el Cuerpo de Cristo, la hostia, por las principales calles de las capitales de la Comunidad.

Esta celebración engalanó las calles de la Comunidad con altares dedicados a la Eucaristía. El Corpus Christi salió un año más en procesión dentro de una Custodia, que cobijó el tradicional palio. Tampoco faltaron a los recorridos urbanos los niños y niñas que este año hicieron la comunión. Además, Castilla y León cuenta con numerosas celebraciones vinculadas al Corpus, como el San Sebastián de Laguna de Negrillos (León) o los actos de Carrión de los Condes (Palencia). La capital leonesa celebró el Corpus Christi con una misa en la catedral que comenzó a las 10 horas. En torno a las 11 horas, se inició la procesión que recorrió las calles del casco histórico, que los vecinos engalanaron para el acto religioso. Miembros de la Corporación Municipal participaron en esta celebración, partiendo en formación a las 09.45 horas del consistorio de San Marcelo para dirigirse por la calle Ancha hasta la 'Pulchra Leonina'.

También, Valladolid conmemoró la festividad del Corpus con una misa en la catedral, que dio paso a una procesión que visitó 17 altares, colocados en diferentes puntos del centro urbano por las cofradías de la ciudad. El cortejo procesional fue abierto por la Cofrafía Penitencial y Sacramental de la Sagrada Cena, que este año incorporó como novedad el paso de la Sagrada Cena, obra de Juan Guraya Urrutia, si bien el protagonista fue el Santísimo Sacramento, que custodia la obra de Juan de Arfe (1950).

En Zamora, los fieles madrugaron para asistir a las 09.30 horas en la catedral a la concentración de cofradías y de niños y niñas, vestidos de Primera Comunión. Media hora después, comenzó a oficiarse la misa, a la que siguió la procesión sacramental y la bendición del Santísimo Sacramento, en la plaza Mayor. A las 17 horas, los zamoranos tendrán una cita con la Hora Santa y a las 18 horas se celebrará las Segundas Vísperas, con una procesión claustral y la bendición del santísimo sacramento.

Algunas diócesis optaron por retrasar a la tarde sus celebraciones religiosas.