La cocina de Castilla y León seduce en «Madrid Fusión»

La Comunidad expone su variada despensa en el último día de la feria

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, entrega el premio «Don Luis Hidalgo a impulsores del vino» al bodeguero Alejandro Fernández, en la última jornada del «Madrid Fusión»
La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, entrega el premio «Don Luis Hidalgo a impulsores del vino» al bodeguero Alejandro Fernández, en la última jornada del «Madrid Fusión»

La cocina de Castilla y León dejó un buen sabor de boca en «Madrid Fusión». Por un lado, la ciudad de Valladolid volvió a estar representada en la XIV Cumbre Internacional de la Gastronomía de esta feria y, por noveno año, volvió a hacerlo con el encargo de uno de los acontecimientos más importantes de este evento, la comida de cierre de esta feria que se ha convertido en el escaparate por excelencia y «gran galería de la gastronomía» de todo el mundo.

De esta forma los cocineros y sus ayudantes de algunos de los restaurantes más importantes de la ciudad – La Criolla, Don Bacalao, Ángela, Ceyjo, La Garrocha Campogrande, María, Los Zagales, Aquarium Sabores y Bolera Holpas-, se encargaron de poner el broche de oro a esta feria gastronómica con una comida para más de 300 comensales. «Es el reconocimiento a una trayectoria» manifestó el regidor vallisoletano, Óscar Puente, en su discurso minutos antes de degustar el «menú fusión» elaborado para la ocasión por una cocina que se ha convertido en «referente gastronómico». Es por eso que no dudó en apoyar el posicionamiento que se ha conseguido en este área y que «hay que mantener. El menú estuvo compuesto de tres pinchos fríos y dos calientes, entre los que se encontraron los dos pinchos ganadores del Concurso Nacional de Pinchos de Valladolid: el «Lechazo Taj Mahal», de Don Bacalao, y el «Puro relleno de sardina» de Los Zagales; dos guisos y el plato principal, el tradicional lechazo, rematado con dos postres. Los cocineros mostraron a Puente, que fue recibido en las cocinas con un Ribera del Duero, a la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, y a la gerente de Turismo, Isabel Mateo, los distintos platos antes de ser servidos.

Por su parte, la Diputación de Soria subastó dos trufas negras, producto típico de la provincia, de 700 y 500 gramos por valor de 2.500 y 1.600 euros, respectivamente. En total se obtuvieron 4.100 euros que se destinarán a la organización benéfica Juan Guanella, entidad religiosa que da asistencia y formación a mujeres con discapacidad intelectual. Por séptimo año el chef italiano Andrea Tumbarello, se hizo con uno de los ejemplares, en esta ocasión el de mayor tamaño. El presidente de la Diputación de Soria, Luis Rey Soria, estuvo presente en la subasta, donde puso en valor este producto estrella. Cabe destacar que la institución provincial se promociona también en esta cita culinaria con un stand propio donde lleva a cabo la promoción de diferentes productos agroalimentarios de la mano de seis empresas sorianas: La Marca de Garantía Torrezno de Soria, Espora Gourmet, Patatas Fritas Martirelo, Gómez Zardoya, Elfos Gourmet y Huevos La Cañada.

Por último, en la feria madrileña el presidente del Grupo Pesquera, Alejandro Fernández, resultó premiado por Enofusión con el galardón impulsores del vino «Don Luis Hidalgo 2016» por «sus más de 40 años de entrega apasionada y dedicación al mundo del vino», según manifestó la organización. El acto contó con la presencia de Milagros Marcos, consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta.