La Diputación de León invierte seis millones para mejorar 30 kilómetros en carreteras de la provincia

La actuación más importante se llevará a cabo en el tramo que une Villacalabuey con Castellanos

El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, visita la carretera de acceso a Peñalba de Santiago
El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, visita la carretera de acceso a Peñalba de Santiago

La Diputación de León mantiene su apuesta por la modernización de la red provincial de carreteras con la licitación de nueve tramos y la colocación de barreras de seguridad y mejora de taludes que supondrán la adecuación de más de 30 kilómetros con una inversión que ronda los seis millones de euros.

Estas actuaciones se incluyen dentro del Plan de Carreteras 2018-2019 aprobado por la Diputación con una inversión de 52 millones de euros y con la que se pretende mejorar sustancialmente una parte significativa de los 3.300 kilómetros de carreteras de la red provincial que gestiona la institución provincial.

La inversión más relevante será la renovación del firme y adecuación de los márgenes en 5,8 kilómetros de la LE-7602, en el tramo entre Villacalabuey y Castellanos, con una inversión prevista de 1,19 millones de euros.

De igual modo, 929.800 euros será el presupuesto de licitación de la renovación del firme entre Santas Martas y San Román de los Oteros de la LE-6607. Esta carretera se extiende desde la N-601 (Santas Martas) por Gusendos de los Oteros a LE-512 (Valencia de Don Juan), con una longitud de 23,70 kilómetros,

En el tramo de Valverdín a Genicera se propone una actuación que consiste en la ejecución de un nuevo paquete de firme mediante la ejecución de una capa de zahorra artificial de espesor variable que absorba las deformaciones longitudinales y dos capas de mezcla bituminosa en caliente conforme a la normativa vigente con una inversión de 884.400 euros. La LE-7707 que une Grajal con Escobar de Campos recibirá 823.000 euros para ampliar la plataforma a 5,5 metros, mejorar y renovar el firme así como la señalización de los 4,7 kilómetros que separan ambas localidades.

En la actualidad, la vía cuenta con un ancho de calzada medio de 4,5 m lo que no permite el cruce simultáneo de dos vehículos y dificulta el tránsito de maquinaria agrícola en la zona. El firme, aunque se encuentra en estado aceptable, presenta deformaciones propias de este tipo ya que se trata de riegos bituminosos con áridos.

En el sur de la provincia también se llevará a cabo la renovación del firme en la carretera LE-8602 que une Campazas con Valderas, en el tramo de casi 5 kilómetros entre esta última y el paraje Monte del Duque, cuyo pavimento se encuentra muy deteriorado debido al envejecimiento de la rodadura.

Para ello, se aplicará una mezcla bituminosa en caliente con dos capas, una para regularizar el firme y otra para mejorar la rodadura, lo que permitirá una circulación más cómoda para los usuarios. Junto a ello, se llevará a cabo una renovación de la señalización horizontal y vertical en este tramo, con una inversión conjunta de 540.000 euros.

También está aprobada la licitación del tramos de dos kilómetros de la LE-71518 entre San Millán de los Caballeros y Villademor.