La Diputación de Valladolid moviliza a casi 1.200 jóvenes con su Plan de Empleo

Decenas de ellos logran, tras el acuerdo con la Cámara de Comercio, un trabajo en los pueblos de la provincia

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, firma el acuerdo con el de la Cámara, Víctor Caramanzana
El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, firma el acuerdo con el de la Cámara, Víctor Caramanzana

La Diputación de Valladolid, que preside Jesús Julio Carnero, logró movilizar a casi 1.200 jóvenes de 81 pueblos de la provincia en el Plan Integral de Cualificación y Empleo (PICE), que impulsa con la Cámara de Comercio. De todos los participantes, 91 encontraron un puesto de trabajo.

El coste total del programa ascendió a 700.000 euros, de los cuales la institución provincial aportó 100.000, mientras que el Fondo Social Europeo ha contribuyó con 600.000 euros.

Los jóvenes, de entre 16 y 30 años, recibieron orientación vocacional para mejorar su acceso al mercado de trabajo. En el marco del programa también se realizaron acciones de formación troncal, donde se instruyeron a 177 del total de 276 jóvenes que decidieron inscribirse en las acciones del PICE, en materias de empleabilidad y habilidades sociales, competencias digitales y en idiomas.

Formación básica

Además, el programa llevó a cabo otras acciones de formación específica que realizaron un total de 165 jóvenes. En este capítulo, el programa impartió cuatro cursos en competencias básicas, dirigidos a jóvenes en exclusión social en los que se ha formado a 51 en competencias lingüística y matemáticas para que se motiven para la obtención del título de la Educación Secundaria.

Igualmente en el campo de la formación específica, 63 jóvenes obtuvieron un certificado de profesionalidad en hostelería, logística, manejo de carretillas, orientación para el empleo, marketing o inglés tras cualificarse oficialmente a través del programa. En cuanto a las empresas, el programa facilitó jóvenes cualificados profesionalmente y enfocados hacia sus actividades. También logró beneficios e incentivos en los contratos de trabajo que realizaron, además de participar en un programa de mejora social y comprometido con el empleo y su futuro.

El vicepresidente de la Diputación y diputado de Empleo y Desarrollo Económico, Víctor Alonso, señaló que se trata de un plan diseñado «a medida» para responder a las demandas de las compañías y de los parados.

En la misma línea, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, Víctor Caramanzana, destacó que con este tipo de iniciativas «las empresas ganan en competitividad y los nuevos trabajadores consiguen un empleo de calidad en los pueblos donde residen».