MENÚ
lunes 16 septiembre 2019
08:41
Actualizado

La Guardia Civil celebra sus 175 años con el mayor reconocimiento social de su historia

Burgos acoge el acto central de la Benemérita, en el que reafirma su vocación de servicio y capacidad de adaptación

  • Foto de familia del subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, con los guardias civiles jubilados homenajeados
    Foto de familia del subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, con los guardias civiles jubilados homenajeados /

    Ricardo Ordoñez/Ical

Burgos.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de mayo de 2019. 21:04h

Comentada
I. de F..  Burgos. 14/5/2019

Fue un 13 de mayo del año 1844 cuando el entonces ministro de la Guerra, Ramón María Narváez, publicaba el Real Decreto fundacional de la Guardia Civil. Inicialmente compuesta por catorce tercios, integrados a su vez, por 39 compañías de infantería y nueve escuadrones de caballería, la primera plantilla estuvo formada por catorce jefes, 232 oficiales y otros 5.769 de tropa. Desde entonces han pasado ni más ni menos que 175 años en los que el Benemérito Cuerpo ha velado por la seguridad y bienestar de los españoles en cualquier rincón del país además de haber sabido adaptarse a todos los periodos históricos por los que ha atravesado nuestro país.

Una vocación de servicio público que el Instituto Armado reafirmaba ayer durante el acto central para conmemorar esta efeméride en Burgos, que la Guardia Civil celebraba en uno de los mejores momentos de su historia en cuanto a reconocimiento social. Lo recordaba el propio jefe de la Comandancia de la Benemérita en Burgos, el teniente coronel Alfonso Martín, durante su intervención en este acto: «Las sociedades son complejas y a lo largo de los años ha habido situaciones muy complicadas, como el bandolerismo o las guerras, pero ahora estamos en una de las épocas de mayor prestigio y apoyo social a la Guardia Civil, fruto del esfuerzo constante y discreto de todos, actuando siempre conforme a los valores institucionales heredados».

Martín reconocía que el Cuerpo, en general, y la comandancia de Burgos, en particular, requiere de más personal para completar la plantilla mermada por la falta de reposición de los últimos años,.

Pese a ello, destacaba que la Guardia Civil sigue siendo «un cuerpo fresco y con futuro, que conserva los valores tradicionales de su fundación y ha sabido adaptarse a las transformaciones sociales, y que es útil a la sociedad española y los españoles».

Incorporación de la mujer

En su discurso, el teniente coronel no se olvidaba de la incorporación creciente aunque todavía «insuficiente» de la mujer en la Guardia Civil, que este año cumple su treinta aniversario. Al respecto, el jefe de la Comandancia de Burgos apuntaba que tan solo un diez por ciento de la plantilla en la provincia burgalesa está formada por mujeres y señalaba que desearía en el futuro una mayor presencia femenina en el Cuerpo.

Durante el acto conmemorativo, con presencia de numerosas autoridades de la sociedad civil y del ámbito judicial, como el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), José Luis Concepción, además del mundo de la política, como el presidente de las Cortes, Ángel Ibáñez, y militares, se proyectaban dos vídeos institucionales para dar a conocer el origen del Instituto Armado y su presente.

También se condecoraba a cinco suboficiales, un cabo primero, nueve guardias civiles en las categorías de Cruz al Mérito Militar (3) y Cruz al Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco (12).

Y, como novedad, se rendía un homenaje también a tres de los guardias civiles más veteranos del Cuerpo en Burgos. Un subteniente de 92 años, un brigada de 91 y un guardia civil de 97.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs