La Junta da oxígeno a las industrias culturales y creativas de la Región

El portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, junto a la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García
El portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, junto a la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García

Con un presupuesto de casi 105 millones de euros, echa a andar el Plan de Industrias Culturales y Creativas para los próximos cuatro años con un claro reto: aprovechar la enorme creatividad existente en el sector regional para impulsar su competitividad, comercialización, internacionalización y captación de nuevos públicos.

La consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, era la encargada de desgranar los detalles de este Plan, tras la reunión del Consejo de Gobierno, e incidía en que el acuerdo plasma las recomendaciones de más de un centenar de representantes culturales y atiende las propuestas de diferentes colectivos consultados.

Generar riqueza y empleo

Según datos de 2010 facilitados por la Junta había, en esa fecha, un total de 4.700 empresas culturales en la Comunidad y un total de 25.800 personas trabajaban en ellas. Por eso este Plan pretende reconocer y fomentar el papel que las industrias culturales y creativas desempeñan en la generación de riqueza y empleo, así como su decisiva contribución a la creación y fortalecimiento de la identidad de Castilla y León y su reflejo en la imagen proyectada tanto en España como en el extranjero. Por este motivo, durante este año se destinará un millón de euros a subvenciones para el impulso empresarial y para ayudas vinculadas a la industria del español, tal y como anunciaba la consejera Alicia García.

Los cuatro objetivos específicos se centran en la consolidación de un posicionamiento nacional e internacional como una Comunidad con una varidad oferta de ocio y como un destino de experiencias con un atractivo permanente el desarrollo de una oferta de formación diversificada e investigación de excelencia que permita la innovación en el sector; llegar a los colectivos destinatarios del Plan y lograr la implicación de asociaciones empresariales, fundaciones, colegios profesionales y otros organismos en el fomento de las industrias culturales y creativas así como el apoyo a la persona emprendedora a través de medidas de fomento del autoempleo y de consolidación de los proyectos empresariales existentes.

El Plan delimita las industrias culturales y creativas y las identifica en siete sectores: editorial, archivos y bibliotecas; artes plásticas, visuales y museos; multimedia, audiovisual y comunicación; patrimonio cultural y enseñanza del español como lengua extranjera.