Política

La Junta progresa para diagnosticar y eliminar la hepatitis C en Castilla y León

Sáez Aguado defiende que los 102 millones para comprar fármacos contra la enfermedad son un gasto eficiente

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado,  conversa con los hepatólogos Gloria Sánchez y Javier García antes de comenzar una jornada sobre la hepatitis C
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, conversa con los hepatólogos Gloria Sánchez y Javier García antes de comenzar una jornada sobre la hepatitis C

Objetivo: detectar a los pacientes con hepatitis C no diagnosticados y a los que desconocen que padecen la enfermedad para darles tratamiento. Ese en el nuevo planteamiento de la Consejería de Sanidad tras haber atendido a 5.214 personas con los nuevos medicamentos antivirales desde el año 2015.

La adquisición de estos fármacos ha supuesto una inversión de 102 millones, según explicó el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien defendió que se trata de un gasto «eficiente» ya que la práctica totalidad de los pacientes, tras el tratamiento, «está libre de virus y logra su curación».

Sáez Aguado, quien inauguró la jornada «Countdown-Hc: hacia la eliminación de la hepatitis C en Castilla y León», apostó por dar nuevos pasos para «seguir dando respuesta a un importante problema de salud pública» y valorar nuevas formas de diagnóstico para llegar a aquellas personas aquejadas por la dolencia que no desarrollan ningún síntoma.

Por su parte, la jefa de la Unidad de Hepatología del Hospital Río Hortega de Valladolid, la doctora Gloria Sánchez Antolín, consideró que la lucha contra la enfermedad «pasa por un momento importante» aunque demandó «más medios» para buscar a pacientes no diagnosticados de una enfermedad «absolutamente silenciosa» y a aquellos ya localizados pero que no han accedido a las unidades especializadas en hígado para su cura.

En este sentido, Sáez Aguado explicó que desde la Junta se pretende que los sanitarios de Atención Primaria se impliquen también en esta búsqueda, una iniciativa que desarrollarán los 2.800 médicos y 2.300 enfermeros de este ámbito.

Por otro lado, el coordinador nacional de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (Aehve), Javier García, felicitó a la Consejería por incorporar los nuevos fármacos eficaces en el sistema público de salud, «ya que no solo eliminan la infección y curan la enfermedad, sino que también suponen un ahorro importante al evitar muchas consultas y tratamientos que no producen unos efectos tan positivos».

«Tenemos una gran oportunidad para ser uno de los primeros países del mundo en acabar con la enfermedad», sentenció.