Política

La plantilla de Vestas mira a Europa con la esperanza de mantener la actividad en León

Pilar del Olmo, José Sarrión y líderes sindicales viajan a Bruselas en busca de respaldo europeo

Histórica manifestación por las calles de León en defensa de los trabajadores de Vestas y por el empleo en la provincia
Histórica manifestación por las calles de León en defensa de los trabajadores de Vestas y por el empleo en la provincia

Semana importante y puede que trascendente la que arranca hoy para los cerca de cuatrocientos trabajadores de la fábrica de Vestas en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo.

Y es que líderes sindicales de UGT y CCOO viajan hoy a Bruselas, arropados por instituciones y sociedad civil, para reunirse entre mañana y el miércoles con miembros del Consejo Económico y Social de la Unión Europea así como de la confederación intersindical Industriaol-CES además de con europarlamentarios españoles. Unos encuentros en los que no estarán solos los representantes d los trabajadores, puesto que con ellos estarán la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y el coordinador regional de IU y procurador en las Cortes, José Sarrión, que no estarán en el Pleno del parlamento autonómico de este martes por encontrarse en Bruselas defendiendo el empleo en León.

La plantilla de la factoría de Villadangos del Páramos sabe que el conflicto laboral está muy enquistado y que Vestas tiene decidido cerrar en diciembre definitivamente, pero no pierde la esperanza y cree que en Europa puede estar la solución, que no e otra que se pueda favorecer que otra compañía ocupe las instalaciones de Villadangos del Páramo y las mantenga operativas.

«Hay que europeizar esta deslocalización», han coincidido en señalar desde la Junta, partidos políticos y trabajadores y no solo para tratar de salvar esta planta sino para evitar en el futuro nuevos cierres empresariales de este tipo sin lógica ninguna. Las reuniones con portavoces de grupos parlamentarios y con responsables de organizaciones de trabajadores planificadas en la capital europea buscan la fórmula que permita evitar el cerrojazo que Vestas, incentivando hasta entonces la finalización de la producción comprometida y pendiente, dado que los trabajadores están en huelga.

«Hay que dar a conocer el problema, ya que es un precedente que deja la puerta abierta a otras multinacionales para deslocalizar sus empresas en España y en Europa», señala el presidente del comité de empresa de Vestas, Juan Francisco García, en declaraciones recogidas por Ical.

Y lanza también un mensaje a políticos, legisladores e instituciones. «Esto no se puede permitir. Que se pongan las pilas. Hay que luchar por la industria y poner de una vez por todas limitaciones a las multinacionales».

«Lo que queremos es que haya trabajo»

Que se mantenga el empleo es el principal reto que afrontan. «Lo que queremos es trabajo ya que una provincia como León no se puede permitir esto. Con Vestas caerían muchas otras empresas; son 2.000 empleos», advierte García, del comité de empresa. Trabajar ya para que venga otra empresa a Villadangos, que mantenga la actividad es lo importante, porque las instalaciones y el capital humano ya lo tienen.