La producción en exceso perjudica a libreros y lectores

Así lo asegura el director de la mítica Amarú ediciones y de la librería salmantina Víctor Jara, cercana a la Casa de las Conchas

El editor y librero Mario Martín Fraile, en una de las Ferias del sector celebrada en Madrid
El editor y librero Mario Martín Fraile, en una de las Ferias del sector celebrada en Madrid

Así lo asegura el director de la mítica Amarú ediciones y de la librería salmantina Víctor Jara, cercana a la Casa de las Conchas.

La producción literaria en exceso perjudica a libreros y lectores. Así lo asegura a LA RAZÓN el director de la mítica Amarú ediciones, Mario Martín Fraile, y de la librería salmantina Víctor Jara, ubicada en las proximidades de la conocida Casa de las Conchas.

Tras 41 años como librero y más de 30 como editor, confiesa que, como todo el sector, ha sufrido los efectos de la crisis no solo económica, sino de los hábitos de consumo de la sociedad, que han virado «hacia el libro electrónico, Internet y las redes sociales».

A pesar de que asevera que el «libro no ha desaparecido», alerta de que hay una sobreproducción de títulos que no va acompasada con el consumo.

«Por muchas campañas que se hagan de animación a la lectura, se está reduciendo mucho el número de lectores», afirma. «Los niños dejan de leer a los 11-12 años y la literatura juvenil, que en otro tiempo se sostuvo con la novela fantástica, está encallada», asegura Martín Fraile.

Cree que las nuevas generaciones, al tener otros estímulos, no se van a enganchar a la lectura, lo que provoca que «el mercado de libro nuevo no tenga renovación de los lectores», reflexiona, aunque cree que siempre habrá libreros, libros y gente dispuesta a sumergirse en sus páginas.

Sin embargo, se muestra preocupado con el rumbo que marcan los nuevos tiempos ya que considera que «un mundo con gente que no lee es un mundo de gente sin conocimientos».

En la editorial, una de las 15 mejores de España en el ámbito universitario, especialmente el dedicado a las Ciencias Sociales, han tenido que dejar de publicar títulos. «En las Universidades ya no usan apenas libros de referencia», afirma, a la vez que asegura que «no se puede dar la espalda a la tecnología, eso es evidente, pero tampoco se puede irgnorar el papel, la escritura manual que ayuda a pensar, a ordenar».

«Se necesita calma para adquirir un pensamiento lúcido y claro, y no la rapidez y la inmediatez de los nuevos tiempos», sostiene. «Si a esto se añade la piratería, una auténtica lacra para el sector desde hace años, podemos decir que nos queda resistir», subraya.

No obstante, y siempre sin perder la esperanza, Amarú ediciones quiere seguir sacando a la luz títulos de calidad y la librería Víctor Jara, como cada año, saldrá una vez más a la 37 edición de la Feria Municipal del Libro de Salamanca, que se celebrará del 6 al 14 de mayo.

El pasado domingo, 23 de abril, en la celebración del Día del Libro en la capital del Tormes, una cita que cuenta con una gran tradición, la ciudad se volcó con la lectura y las ventas fueron mejores que las registradas en año pasado, dato que Mario Martín Fraile espera que se repita en la Feria, que «siempre es positiva y está muy bien organizada».