León, en primera línea a la hora de atender a quienes más lo necesitan

Es la primera capital de Castilla y León que se adhiere a la Red de Apoyo a la Alianza contra el Hambre

Juan Carlos Suárez-Quiñones junto a Antonio Silván, Ángel M. Marinero, Hugo Manzano y Fernando Salguero
Juan Carlos Suárez-Quiñones junto a Antonio Silván, Ángel M. Marinero, Hugo Manzano y Fernando Salguero

Es la primera capital de Castilla y León que se adhiere a la Red de Apoyo a la Alianza contra el Hambre

León sigue dando ejemplo como Ayuntamiento responsable y comprometido con los que menos tienen y más necesitan.

Y es que, por un lado, desde ayer, la capital leonesa toma la iniciativa y se ha convertido en el primer municipio de Castilla y León que se adhiere a la Red de Apoyo a la Alianza Nacional contra el Hambre y la Malnutrición. Objetivo: sensibilizar, difundir y asistir a las personas con necesidades alimentarias. Pero, además, no lo hace sola, ya que tanto la Universidad de León como la Fundación CEPA, una organización con domicilio en la localidad leonesa de Vegaquemada, que promueve actividades de carácter asistencial, cultural, educativo y social para impulsar el desarrollo humano, personal, cultural e intelectual de las personas, especialmente de las más necesitadas.

Al sumarse a esta iniciativa el Consistorio que dirige Antonio Silván se compromete a seguir luchando contra el hambre y la pobreza de manera conjunta, «para conseguir una mayor concienciación de la sociedad sobre este problema, potenciar un mejor estudio de las causas y, de esta forma, movilizar los recursos necesarios para dar respuesta y conseguir una sociedad más justa e igualitaria y una ciudad mejor», explicaba el primer edil leonés.

Esta adhesión se suma también a los distintos proyectos que el Ayuntamiento de León ya tiene en marcha para cubrir las necesidades básicas de alimentación de los leoneses con mayores dificultades, tanto con el Banco de Alimentos, como con Mensajeros de la Paz o la Red Centinela de la Junta de Castilla y León.

Durante el pasado año, el Consistorio leonés atendió las necesidades alimenticias de casi mil familias y más de tres mil personas.

En segundo lugar, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, avanzaba ayer tras reunirse con el alcalde y con los portavoces municipales y la plataforma Stop Desahucios, que en cuanto termine el verano, el Ayuntamiento leonés y la Junta de Castilla y León firmarán un acuerdo de colaboración «pionero» en España en materia de vivienda social. Aunque no desvelaba más detalles, Suárez-Quiñones destacaba que este acuerdo intensificará y mejorará la coordinación de las actuaciones relacionadas con las viviendas destinadas a las personas con menos recursos y posibilidades, y que posteriormente se extenderá al resto de provincias de nuestra Comunidad. El consejero destacaba que en estos momentos la Junta cuenta con 1.300 viviendas en el Parque Público de Alquiler Social -200 más que al inicio de la legislatura- y ponía como ejemplo a León del buen hacer en materia de política de vivienda. «No ha habido ninguna demanda de inmuebles por causas de exclusión social que no haya sido atendida en León», destacaba Suárez-Quiñones, a la vez que apuntaba que en la actualidad hay más de 60 viviendas sociales en la provincia -la mitad en la capital- a disposición de la personas que más lo necesiten.

Antonio Silván, por su parte, recordaba que todas las personas que han requerido asistencia municipal en materia de viviendas han sido atendidos y que no se ha producido ni un sólo desahucio en este último año. Además, se refería a las dos viviendas para emergencia de que disponen en el Ayuntamiento y a la colaboración constante existente entre el Consistorio, la Junta y los Centros de Acción Social para coordinar todo este tipo de ayudas y situaciones urgentes.