Los grandes municipios rebajan también sus cuentas

Municipios como Arroyo de la Encomienda han visto reducido sus ingresos a través de la construcción
Municipios como Arroyo de la Encomienda han visto reducido sus ingresos a través de la construcción

Los grandes municipios de las nueve provincias castellano y leonesas también verán minoradas sus cuentas para 2013. Los pueblos del alfoz de Ávila, como Mingorría o El Fresno reducen en 30.000 y en 100.000 euros respectivamente sus Presupuestos para este año.

En Aranda de Duero (Burgos) se prevé reducir las cuentas en un diez por ciento, alrededor de 27 millones de euros. Allí confían en que se mantengan las inversiones provenientes del Gobierno central en el mismo porcentaje para poder desarrollar proyectos estancados.

En el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo (León) prevén un crecimiento «leve» de los ingresos como consecuencia de la subida del 10 por ciento en el IBI y está previsto acometer una reducción Drástica del gasto en 10,5 millones. En Ponferrada todavía se están elaborando las cuentas aunque confirman que no habrá nuevos impuestos.

En Villamuriel de Cerrato (Palencia) la recaudación por el ICIO registró un aumento después de varios años de acusadas bajadas por obras en industrias como Renault y por la construcción de algunas viviendas.

En Villamaror de la Armuña (Salamanca) el presupuesto crecerá hasta llegar hasta los 4,1 millones. En Villares de la Reina se reduce hasta 4,04 millones mientras que en Carbajosa de la Sagrada verá mermado su presupuesto un 7 por ciento hasta algo menos de 4,5 millones debido en gran manera a la subida del IVA.

En Cuéllar (Segovia) se mantendrá el presupuesto del año pasado en torno a los siete millones, mientras que las cuentas del Real Sitio de San Ildefonso serán de las más afectadas por los recortes hasta reducirse hasta los 5,8 millones, un tercio casi menos que hace tres años.

En Medina del Campo (Valladolid), aún no se ha aprobado el Presupuesto aunque será bastante menor que en 2012. En Laguna de Duero se cuenta con 13,27 millones, un 1,7 por ciento menos que el del año pasado. Por su parte, Arroyo de la Encomienda dispondrá de algo más de 13 millones, un 1,14 por ciento menos que el pasado ejercicio, con una nueva caída de los ingresos por la construcción, desde los 1,5 millones de 2012 a 615.000 euros este año. En Tudela de Duero el presupuesto desciende también y alcanza los 6,2 millones, mientras que en La Cistérniga se ha probado un presupuesto de cinco millones, un seis por ciento menos que el año anterior, castigados por los impuestos derivados de la construcción.

En Benavente (Zamora), el presupuesto se reduce alrededor de un 14,6 por ciento hasta 14 millones y se ha creado un nuevo impuesto relativo a los cajeros automáticos.