Los socialistas acercan posturas con Valladolid Toma la Palabra para la alcaldía

El apoyo al candidato del PSOE, pendiente de una estructura de Gobierno más austera

Un instante de la reunión de ayer entre dirigentes socialistas como Ana Redondo y Javier Izquierdo, y los de Valladolid Toma la Palabra, encabezados por Manuel Saravia
Un instante de la reunión de ayer entre dirigentes socialistas como Ana Redondo y Javier Izquierdo, y los de Valladolid Toma la Palabra, encabezados por Manuel Saravia

Una estructura de gobierno más austera. Ésta es la principal petición que, de momento, separa a PSOE y Valladolid Toma la Palabra para que éstos últimos apoyen sin ambages la investidura del socialista Óscar Puente como alcalde de Valladolid el próximo 13 de junio.

Desde la coalición que conforman Iu y Equo y que lidera Manuel Saravia apuestan por seis concejalías como máximo, si bien, en el PSOE son más partidarios de mantener las ocho actuales e incluso ampliarlas pero sin aumentar el gasto, en función de las necesidades, aunque como matizaba la concejala electa Ana Redondo, «lo importante no es el número de áreas sino los contenidos y satisfacer las necesidades de los ciudadanos y las competencias de cada una de las concejalías». Ambas formaciones mantenían ayer su tercera reunión de trabajo -la segunda a dos bandas, desde las pasadas elecciones. Un encuentro en el que participaban los cuatro ediles electos de la plataforma y los concejales del PSOE Óscar Puente, Ana Redondo y Pedro Herrero, así como el secretario provincial, Javier Izquierdo, y en la que se volvía a poner de manifiesto la buena sintonía existente entre socialistas y dicha coalición. Un buen «rollo» que, a pesar de esa pequeña discrepancia en materia de las concejalías, facilitará el cambio de gobierno en Valladolid después de más de veinte años de mandatos populares en la ciudad. Y es que, Saravia asegura que está viendo buena voluntad en el PSOE a la hora de recoger en su proyecto municipal de ciudad los más de cien puntos que propone la plataforma, e incluso una treintena de ellas, las más urgentes, con un presupuesto de cuatro millones de euros, estarían ya perfiladas, así como que el acuerdo se pueda revisar también cada año. Medidas entre las que se encuentran el plan de emergencia social dirigido a atender las necesidades básicas de las familias, trabajar inmediatamente en la apertura de comedores escolares en verano, un plan de ayudas para libros de texto de cara al próximo curso escolar o complementos para las becas de comedor. Propuestas todas ellas que los socialistas contemplan con buenos ojos y que se profundizarán en la reunión que mantendrán de nuevo mañana.

En la asamblea abierta que celebraba el pasado lunes Valladolid Toma la Palabra ya quedaba claro que los militantes de esta formación apuestan por llegar a un acuerdo con los socialistas. Si bien, allí se decidía también que antes de dar el sí definitivo harán una consulta a los 1.500 inscritos y simpatizantes de la coalición para que respondan si apoyan o no la investidura y, de ser así, en qué condiciones.