Más protagonismo para los médicos de cabecera con los enfermos de cáncer

La Razón
La RazónLa Razón

Liberar a los distintos departamentos de oncología de los hospitales de aquellas funciones que se pueden realizar desde la atención primaria, es una de las viejas aspiraciones de la Sanidad de Castilla y León para mejorar la eficiencia y el tratamiento que presta a estos pacientes.

Una cuestión que el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, volvía a poner encima de la mesa, ayer en Madrid, durante su intervención en una jornada sobre estartegias y seguimientos crónicos oncológicos que organizaba la Fundación Bamberg. Sáez Aguado defiende que los médicos de cabecera tengan un mayor protagonismo en el seguimiento que se realiza a los enfermos de cáncer y se libere de esta forma de trabajo a los hospitales. En su opinion, esta medida no solo resultaría más rentable y eficiente en lo económico, sino que, además y sobre todo, sería más eficaz y mejor para los propios pacientes, que son los principales interesados. Y es que, según explicaba el consejero en su discurso, en España existen un millón y medio de pacientes de larga supervivencia, que son aquellos pacientes libres de la enfermedad más allá de los cinco años, pero además hay otros cientos de miles que se incorporarán a esta categoría en los próximos años. Sáez Aguado ponía como ejemplo el trabajo que se viene realizando en el área de Salamanca, donde se ha empezado a aplicar este programa de seguimiento especializado desde la Atención Primaria logrando ya que 200 pacientes de estas características hayan sido dados de alta, informa Ical. La gran acogida que ha tenido el programa en Salamanca le hace al consejero ser optimista de cara al futuro del mismo y a su progresiva implantación en los grandes hospitales de la Comunidad a lo largo del próximo año, ya que en los pequeños el proceso será más lento. «Hay que dejar que las decisiones las tomen los profesionales clínicos que son los que saben cuándo debe ingresar un paciente, y no los políticos o los gestores que toman decisiones lineales que afectan a todos por igual», destacaba el consejero.

Por otra parte, el consejero aseguraba que Castilla y León no descarta recurrir a la vía judicial el copago farmacéutico hospitalario. De momento, la Comunidad está a la espera de que lo decida el Ministerio sobre este asunto, pero la Junta ya ha manfiestado su rechazo a esta medida que considera inútil por que la recaudación que se obtendría sería «insignificante».