Médicos Sin Fronteras pide ayuda para vacunar y reducir la mortalidad infantil en países pobres

Raquel González y Esperanza Santos presentan la campaña «Pon una vacuna»
Raquel González y Esperanza Santos presentan la campaña «Pon una vacuna»

Aunque Médicos Sin Fronteras lleva a cabo numerosas iniciativas todo el año para sensibilizar a la sociedad de la necesidad de colaborar para mejorar la salud de las personas que viven en países en desarrollo, la oenegé lanza ahora, por vez primera en toda España, la campaña «Pon una vacuna».

Objetivo: informar y sensibilizar de los obstáculos que deben superar cada día en estos lugares con menos recursos, como por ejemplo la falta de electricidad que impide almacenar las vacunas que necesitan de una cadena de frío como la del neumococo o la del sarampión, pero también reunir firmas para meter presión social y recaudar fondos para reducir el millón y medio de muertes «evitables» de menores que se producen cada año en estos países por falta de vacunas. La responsable de Médicos Sin Fronteras en Castilla y León, Raquel González, y la enfermera Esperanza Santos presentaban esta campaña en Valladolid, donde alertaban del elevado precio de las vacunas, especialmente las del neumococo y la rotaviral, y reclamaban un calendario de vacunación que no excluya y que sea más flexible y se adapte a la realidad de estos países.