Reivindican la España autonómica pese a la deslealtad institucional de algunos territorios

Valiosa aportación de los expresidentes de la Junta en una jornada organizada por la delegada del Gobierno, Virginia Barcones

Demetrio Madrid, José Constantino Nalda, Virginia Barcones, Jesús Posada y Juan José Lucas, antes de inaugurar la jornada en Tordesillas
Demetrio Madrid, José Constantino Nalda, Virginia Barcones, Jesús Posada y Juan José Lucas, antes de inaugurar la jornada en Tordesillas

El modelo autonómico, fruto de la Constitución de 1978, es «válido» pese a la deslealtad institucional de algunos territorios. Así lo reivindicaron los expresidentes de la Junta de Castilla y León -Demetrio Madrid, Juan José Lucas, José Constantino Nalda y Jesús Posada-, en una jornada organizada por la delegada del Gobierno del Reino de España, Virginia Barcones, en las Casas del Tratado de la localidad vallisoletana de Tordesillas.

Pese a reconocer la complejidad del sistema, aseguraron que el principal problema que vive en la actualidad la Carta Magna, que está a punto de cumplir su 40 aniversario, es la deslealtad que no está dejando cumplir con los desafíos que tiene por delante nuestro país.

En este sentido, Demetrio Madrid defendió el valor histórico de una Constitución que ha servido para consolidar avances sociales y de libertades que fueron fruto del acuerdo de las fuerzas políticas que concurrieron en la Transición.

Asimismo, restó importancia a que las generaciones actuales no tengan «la misma ilusión» que quienes vivieron la Transición desde dentro, porque se han encontrado con muchos de los logros ya conseguidos.

Por su parte, José Constantino Nalda recordó que la Constitución supuso un avance «enorme» para el progreso de España en términos democráticos y de derechos sociales, con una «sociedad abierta» que, a la vez, se convierte en «compleja».

Sobre la norma básica de nuestro país, Jesús Posada resaltó que la Región es un ejemplo de su aplicación; mientras que Juan José Lucas señaló que serán necesarias nuevas generaciones para reforzar el sentimiento de Comunidad en Castilla y León.

Por último, Virginia Barcones, que moderó el debate bajo el título «Construcción y desarrollo de la Comunidad de Castilla y León en el marco de la Constitución», se mostró partidaria de adaptar la Constitución a las «nuevas realidades» de la España de 2018.

Mantener el consenso

Al respecto, apeló a la responsabilidad de los partidos constitucionalistas para que mantengan el espíritu de consenso que forjó la Carta Magna. «Yo solo tenía dos años cuando fue aprobada», explicó la delegada del Gobierno, pero destacó que ha sido educada en sus valores. Por ello, reiteró la necesidad de poner la Constitución en valor para que las nuevas generaciones no olviden como se alumbró y la «altura de miras» y la «concordia» que facilitaron su aprobación hace cuatro décadas.

Virginia Barcones también aseguró que nuestro país no es igual al de hace 40 años, por lo que consideró necesario fortalecer la norma básica para ir adaptándola a los nuevos tiempos.